Tipos de fondos de inversión

Los fondos de inversión suelen clasificarse según el tipo de activos en los que predominantemente invierten, o por, tener alguna especial particularidad, o bien, por una combinación de ambos criterios.

Tipos de fondos de inversión

Aquí puedes encontrar la clasificación de los fondos de inversión teniendo en cuenta diferentes parámetros.

Según los activos financieros en los que predominantemente invierten

La razón de esta clasificación es que se ajusta al perfil del inversor.

Fondos de Renta Fija

Se trata de fondos que invierten fundamentalmente en renta fija. Por tanto, como en el caso de cualquier inversión en activos de renta fija la evolución del fondo tiene una correlación directa con la de los tipos de interés. Por otro lado, la rentabilidad está inversamente racionada con el plazo.

El perfil de inversor de estos fondos es conservador. Su objetivo es obtener alguna rentabilidad, con el mínimo riesgo posible. A este tipo de inversor le preocupa especialmente no perder el capital invertido.

Fondos de Renta Variable

Los fondos de renta variable se destinan a un perfil de inversor más orientado al riesgo. La razón es que los activos de renta variable o acciones, permiten obtener mayores ganancias, pero no constituyen deuda, sino títulos de capital de una empresa. Por tanto, en caso de crisis, sólo tendrán derecho al cobro de lo que quede después de haber satisfecho a todos los acreedores. Esto implica que los accionistas, o los titulares de participaciones de fondos de renta fija, además de obtener mayores ganancias que otros inversores, pueden perder las cantidades invertidas. En definitiva, el riesgo es mayor que existe una correlación directa ante el incremento del riesgo y la posible a rentabilidad.

Algunos de estos fondos están especializados por sectores, otros por zonas geográficas, incluso algunos fondos de renta fija se clasifican por las características del tipo de empresas en que invierten.

Fondos de Renta Mixta

Este tipo de fondos son soluciones intermedias, se orientan a perfiles que van desde aquellos que optan por un cierto riesgo, a aquellos próximos a los perfiles más arriesgados. La diversificación se realiza, estableciendo determinados porcentajes de inversión en renta fija o renta variable, que serán los que caractericen a cada tipo de fondo.Lógicamente cuanto mayor sea el porcentaje de inversión en renta fija el perfil del inversor al que se orienta el fondo estará más cercano del perfil conservador. Y viceversa.

Fondos de inversión garantizados

Los fondos garantizados son aquellos que aseguran el capital inicial invertido una fecha determinada. Este tipo de fondo, sin embargo, no asegura ningún tipo de rentabilidad.

En general estos fondos van destinados al perfil conservador. No obstante, es importante señalar que existen fondos garantizados, tanto de renta fija como de renta variable. Los primeros suelen asegurar también un rendimiento específico a fecha de vencimiento. Los segundos, aseguran el capital invertido y una rentabilidad asociada a acciones, índices, evolución de divisas o de mercados. Si bien, esta segunda parte se condiciona al cumplimiento de determinadas características establecidas en folleto de inversión.


Las inversiones garantizadas suelen requerir que la inversión se mantenga durante plazos, más o menos largos de tiempo.

Fondos monetarios

Este tipo de fondos centra sus inversiones en los mercados de deuda pública. Se diferencia de los mercados de renta fija en que se invierte en activos con plazo de vencimiento más cortos, que suelen ser inferiores a los 2 años y con una gran liquidez. Tienen como objetivo proteger el capital del inversor en todo momento.

Fondos de retorno absoluto

Son fondos que no poseen ningún índice bursátil de referencia para realizar sus inversiones. Persiguen un objetivo de rentabilidad para un determinado periodo y actúan con independencia de lo que hagan los mercados financieros, por lo que evitan las tendencias bajistas en las que se pueda ver envueltos. Los hedge funds, los fondos de inversión libre o fondos de inversión alternativa se engloban dentro de esta modalidad de fondo.

Fondos globales

Ese tipo de fondo está orientado al perfil más arriesgado. Se caracteriza por no tener definida de forma previa una política de inversión, una zona geográfica, o una moneda. Como ventaja, esta falta de condicionamientos permite que el fondo pueda ajustarse lo mejor posible a cada situación, siempre con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad posible.

Según la distribución de los beneficios

Atendiendo a cómo se obtienen los beneficios en los fondos existen dos clases de fondos:

  • Fondos de reparto: también conocidos como fondos de distribución. Ese tipo de fondos se caracterizan por repartir dividendos, de forma similar a las acciones, con carácter periódico. Destacar que los dividendos están sujetos a imposición.
  • Fondos de capitalización: Se caracterizan porque la gestora, en lugar de repartir dividendos, los reinvierte en el fondo, por lo que el valor liquidativo este tipo de fondos crece.

Según la forma de gestión

Según cómo se gestionen las decisiones y los objetivos que podemos encontrar:

  • Fondos de gestión pasiva: solo se limitan a copiar las inversiones de un índice bursátil.
  • Fondos de gestión activa: son fondos gestionados por profesionales de la inversión que buscan superar el índice de referencia que posee el fondo para conseguir unas mayores rentabilidades.