Cuando hablamos de impuestos, nos referimos a los tributos que tanto las personas físicas como jurídicas pagan al estado de forma obligatoria para hacer frente a los gastos públicos. En otras palabras, y para entender mejor qué son los impuestos, diremos que son todas aquellas cantidades que los ciudadanos deben pagar al estado porque así lo determina una ley específica, y que, en definitiva, resultan el mecanismo de financiación más importante para las arcas públicas. En este artículos repasaremos con atención el concepto y todos los tipos de impuestos que existen, sus características básicas y las distintas retenciones y exenciones que pueden aplicarse a estos tributos.

Tipos de impuestos en España

¿Qué son los impuestos y para qué sirven?

Aunque ya hemos avanzado que los impuestos son tributos que se destinan a financiar los servicios que el estado debe ofrecer a los ciudadanos, ahora vamos a determinar para qué debemos pagar impuestos más concretamente. En líneas generales, la finalidad de pagar impuestos es la de financiar las necesidades públicas que puedan surgir en distintos niveles dentro de la sociedad, como son el ámbito de la educación, la sanidad, la seguridad, las infraestructuras o el transporte, y que, en definitiva, se dirigen a garantizar el bienestar de los ciudadanos.

Así, los impuestos sirven para cubrir el gasto público que precisa el mantenimiento de las siguientes áreas:

  • Gastos en sanidad
  • Gastos en educación
  • Gastos en transporte
  • Gastos en infraestructuras
  • Gastos en defensa
  • Gastos en seguridad y orden público
  • Gastos en cultura
  • Gastos en servicios generales de las Administraciones Públicas

Clasificación de los impuestos

Dependiendo de sus características y la finalidad de recaudación, podemos encontrar distintos tipos de impuestos o tributos. Por un lado, es posible diferenciar una primera clasificación en la que se establecen los impuestos directos e indirectos, tal y como te explicamos a continuación:

  • Impuestos directos: son aquellos que recaen directamente sobre la persona, empresa, sociedad, etc., ya que sientan sus bases en la capacidad económica (obtención de rentas, posesión de un patrimonio). Entre los impuestos directos más conocidos, tenemos el Impuesto sobre Sociedades, el impuesto de Sucesiones y Donaciones y el Impuesto sobre la Renta de las personas físicas.
  • Impuestos indirectos: son aquellos que se imponen a bienes y servicios así cómo a las transacciones que se realizan con ellos, como por ejemplo, cuando una persona realiza una compra de bienes o servicios, pagará un impuesto de forma indirecta. En este caso, y a diferencia de los anteriores, el impuesto no recae sobre la persona específica, sino que se establece sobre el bien o servicio que adquiere. Entre los impuestos indirectos más populares están el IVA, los impuestos especiales sobre alcohol y tabaco o el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

No obstante, también es posible realizar otra clasificación básica de los impuestos, la cual distingue entre impuestos proporcionales, regresivos y progresivos. Veamos con un poco más de detalle en qué consisten cada uno de estos tributos:

  • Impuestos proporcionales: se establecen a partir del cálculo de un porcentaje fijo, como por ejemplo el IVA, en la que no se tiene en cuenta la renta del individuo sujeto al impuesto.
  • Impuestos regresivos: cuanto mayor sea la renta del individuo, menor es el porcentaje de impuestos que se debe pagar. Un caso sería, por ejemplo, el IVA que se aplica a los bienes básicos, ya que afectan en mayor medida a los individuos con rentas más bajas.
  • Impuestos progresivos: cuanto mayor nivel de renta, mayor es el porcentaje de impuestos a pagar sobre la base imponible. Un ejemplo puede ser el impuesto sobre la renta.

Principales impuestos en el Sistema Tributario español

Antes de esclarecer cuáles son los impuestos que establece el Estado español, es conveniente tener en cuenta que algunos impuestos son a nivel estatal y otros son competencia de las Comunidades Autónomas o los ayuntamientos locales. Por lo tanto, todos aquellos tributos que no son fijados o gestionados por el Estado, no siempre deben coincidir.

Impuestos nacionales

Impuestos especiales



  • Impuesto sobre la cerveza
  • Impuesto sobre el vino y las bebidas fermentadas
  • Impuesto sobre productos intermedios
  • Impuestos sobre el alcohol y las bebidas derivadas
  • Impuesto sobre hidrocarburos
  • Impuesto sobre las labores del tabaco
  • Impuesto de matriculación (IEDMT)
  • Impuesto sobre el carbón
  • Impuesto sobre la electricidad

Impuestos autonómicos y municipales

Cómo calcular los principales impuestos

Conoce cuáles son los pasos a seguir y las fórmulas que debes aplicar para obtener el importe a pagar en cada uno de los impuestos:

Dudas frecuentes sobre los impuestos

Seguro que te has preguntado muchas veces la cantidad de dinero que se lleva Hacienda en los diferentes ámbitos en los que podemos obtener beneficios jugosos. Por ello, aquí respondemos a todas esas dudas que te has hecho alguna vez:

Con esta guía sobre los impuestos en nuestro país puedes conocer toda la información acerca de los diferentes tributos que existen y cómo obtenerlos. Consulta toda la información para no tener problemas fiscales que puedan provocar graves consecuencias.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No