CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores, más conocida por sus siglas, CNMV, es el organismo responsable de la supervisión e inspección de los mercados de valores españoles. Básicamente se encarga de garantizar la transparencia de estos mercados y la correcta formación de precios, además de proteger a los inversores.

Se constituyó en 1988 por medio de la Ley 24/1988, del Mercado de Valores, que implicó una modificación de gran valor en este segmento del sistema financiero español.

¿De qué se ocupa la CNMV?

La Comisión Nacional del Mercado de Valores se encarga de revisar e inspeccionar productos financieros de cualquier clase para asegurar la protección de los inversores, ya sean nuevas emisiones de renta fija, salidas a bolsas, registros de fondos de inversión, OPAs.

Distintas organismos y sociedades se encuentran controladas por la CNMV con el propósito de garantizar la seguridad del inversor, entre los que están los mercados secundarios de valores, las sociedades que emiten y ofrecen valores para ser colocados de manera pública o las instituciones de inversión colectiva.

La información de la que dispone el Comisión Nacional del Mercado de Valores se encuentra incluida en sus registros oficiales, con el ánimo de que los inversores puedan acceder a ellas y así disponer de los detalles precisos sobre los productos de inversión existentes en el mercado. Incluso existe la posibilidad de que los inversores realicen reclamaciones ante la CNMV sobre los productos.

Funciones de la CNMV

Este organismo ejerce el control tanto sobre las sociedades que emiten valores en el mercado primario, como en aquellos que ya están cotizando en los mercados secundarios, como es el caso de las compañías que cotizan en Bolsa. La CNMV tiene encomendadas una serie de funciones que se pueden estructurar en supervisión, información y asesoría.


Función de supervisión de los mercados

Posiblemente su función más destacada sea la de órgano regulador de los mercados. La Comisión Nacional del Mercado de Valores tiene la capacidad de suspender la cotización de determinados valores, además de prohibir ciertas operaciones en determinadas circunstancias de mercado.

También se ocupa de proteger a los inversores y a los sujetos que tomen parte en las operaciones de los mercados. De ahí que disponga de un servicio de reclamaciones para que cualquier persona pueda contactar con ellos en caso de apreciar alguna operación que no se adapte a las normativas del mercado.

Función informativa

Lo que pretende la CNMV es que la información resulte lo más transparente posible para los inversores y para todos aquellos actores que estén implicados en el mercado financiero. De esta forma busca que se produzca la adecuada formación de los precios en los valores. Para desempeñar esta labor obtendrá información a través de las distintas compañías que toman parte en los mercados. En los Registros Oficiales aparecerán recogidos los distintos datos financieros y económicos, que estarán a disposición de los interesados.

En el caso de necesitar información sobre una empresa de la Bolsa, el mejor sitio para hacerlo será la CNMV. En la página web de este organismo también se publican aspectos relevantes que ayudarán a seguir la actualidad de las compañías cotizadas o de aquellas que tengan previsto salir a bolsa. Esto contribuirá a proporcionar una información pública y transparente, al alcance de cualquiera.

Función de formación y asesoría

La CNMV se presenta también como una organización encargada de asesorar a los responsables de la administración bursátil, entre los que están por ejemplo el Gobierno y el Ministerio de Economía y Hacienda. También se ocupa de acercar la información bursátil a la ciudadanía de una manera clara y sencilla por medio de páginas web, guías del inversor o periódicos.

¿Cómo funciona la Bolsa?