Mercados financieros

A menudo, escuchamos en la televisión o leemos en prensa diferentes informaciones y noticias acerca de los mercados. Estas noticias que hacen referencia a los mercados siempre tratan sobre economía y la situación financiera de las inversiones, los países, la economía doméstica, etc. Sin embargo, parece que nos cueste entender qué es eso de los mercados y por qué son importantes para nuestra coyuntura económica. Por ello, en este artículo queremos hablar de los mercados financieros, qué son y la importancia que poseen para la economía mundial.

Realmente, no hace falta ser un experto para entender el funcionamiento de los mercados y el sistema financiero mundial. Sin embargo, si quieres realizar inversiones con el objetivo de generar rentabilidad, sí que deberás aprender, consultar expertos, conseguir experiencia, para obtener beneficios y caer en pérdidas.

¿Qué son los mercados financieros?

Se puede definir el mercado financiero como aquel mecanismo a través del cual se realiza el intercambio o transacción de activos financieros y se determina su precio, siendo irrelevante si existe un espacio físico o no. Es decir, es el lugar físico, o virtual donde se compran y se venden los activos financieros y donde se pone el precio de cada uno de ellos.

Los mercados financieros tienen una finalidad muy clara, que es la colocar en el mismo mercado a todos los compradores y vendedores interesados en intervenir en alguna de las transacciones que se permiten. En este mercado se conectan las personas o empresas que necesitan financiación con las que poseen excedentes y que quieren comprar esos activos con el objetivo de conseguir una rentabilidad posterior.

Por esta razón, el objetivo primordial del mercado financiero es canalizar el ahorro de las personas hacia las empresas o países que poseen necesidades de financiación para desarrollar proyectos y desarrollar sus necesidades, de tal manera que las personas que aportan esa financiación posean buenas remuneraciones por ello.

En realidad cualquier mercado de materias primas podría ser considerado como un mercado financiero, siempre y cuando no se fueran a consumir en el momento de comprarlas. Esto significa que si compro 100 kg de café para vender en un bar, no sería un mercado financiero. Pero si compráramos 100 kg a un precio bajo, para venderlo en el futuro por un precio mucho más alto, sí que podríamos estar hablando de un mercado financiero.

El funcionamiento de los mercados financieros se basa en la ley de la oferta y la demanda, de forma que una persona solo podrá comprar un activo si existe otra que desea venderlo. El precio de estos activos también se determina en relación a esta ley. De esta forma, cuando un producto posee mucha demanda y hay poca oferta, el precio subirá. Por el contrario, el precio bajará hasta el punto que es posible que nadie pueda comprarlo.


 

Si quieres saber más sobre los mercados financieros y quieres convertirte en un experto del sistema financiero mundial, no dudes en consultar toda la información que tenemos preparada en este especial sobre mercados financieros. Resuelve todas tus dudas y empieza a conocer cómo funciona el sistema económico y los diferentes mercados que lo componen.