Fondos de inversión garantizados

Cuando nos disponemos a invertir en un fondo de inversión, debemos saber cuáles son las diferentes opciones que existen. Según la modalidad del fondo de inversión asumiremos un mayor o menor riesgo. Un ejemplo de fondos cuyo riesgo es muy bajo son los fondos de inversión garantizados. Por ello, te explicamos las características de estos productos financieros.

¿Qué es un fondo de inversión garantizado?

Se entiende por fondos de inversión garantizados aquellos en que existe una entidad que garantizan total o parcialmente el capital invertido. A veces, incluso se garantiza el capital invertido y una determinada a rentabilidad, pero siempre a una fecha determinada. Esto supone que los partícipes que abandonen el fondo antes de dicha fecha no tendrán sus participaciones garantizadas y pueden sufrir pérdidas.

Normalmente la rentabilidad que se garantiza o la mínima prefijada depende de una serie de condiciones que han de especificarse al tiempo de la creación del fondo.Los fondos garantizados suelen tener, en su caso, la rentabilidad asociada a la evolución de algún tipo de índice. Además, para tener la rentabilidad dictada suele exigirse una permanencia en el fondo de unos 3 a 5 años.

Por tanto, las ventajas de los fondos garantizados parecen claras, ya que el inversor conoce lo que va a obtener, existiendo menor riesgo.Si el fondo garantizado se contrata de renta o interés fijo, la rentabilidad será garantizada durante un periodo determinado de tiempo. Cuando finalice este tiempo, dejará de estar garantizado.

No existen fondos garantizados indefinidamente. Siempre los fondos de inversión garantizados lo son a una determinada fecha. A partir de dicha fecha pueden ocurrir diversas cosas. Puede que el fondo deje de ser garantizado, puede ser que se establezca una nueva garantía y condiciones diferentes,  puede que sea absorbido por otro fondo… Las posibilidades son muy variadas.

En cualquier caso, si al inversor no le interesan las nuevas condiciones, debe proceder a ejercitar su derecho de separación, recuperando su inversión o traspasándola a otro fondo. El plazo durante el cual puede realizarse este cambio no será inferior a un mes, y habrá de especificarse en una carta remitida al efecto por parte fondo.

Normalmente este tipo de fondos invierten en productos financieros que mantienen mucho riesgo, de ahí que sea posible la garantía de una determinada rentabilidad.

Tipos de fondos garantizados




Existen diversos clases de fondos de inversión garantizados:

  • Los fondos garantizados de rendimiento fijo: asegura la inversión más un rendimiento fijo. Es decir, este tipo de fondos normalmente invierten en renta fija. La rentabilidad fija suele indicar se en el folleto como interés anual, TAE.
  • Los fondos garantizados de rendimiento variable: garantizan la recuperación de la cantidad inicialmente invertida más una posible rentabilidad asociada a algún índice bursátil, a la evolución de la divisa o a la evolución de algún otro tipo de activo. Es importante destacar que el inversor debe saber que en este tipo de fondos, si la evolución de los instrumentos subyacentes no corresponde a lo que se esperaba, es posible que se recupere la inversión pero no se obtenga ninguna rentabilidad.
  • Los fondos garantizados únicamente de forma parcial. Se debe tratarse de fondos de rendimiento variable, también asociados para algún índice en o tipo de activos según anteriormente señalado. La diferencia reside en que únicamente se asegura la recuperación de un porcentaje del capital inicialmente invertido.

¿Cuándo invertir en un fondo con garantizado?

Debe saber que este tipo de fondos cobran normalmente elevadas comisiones de suscripción y reembolso, mientras se encuentra en periodo de garantía. No obstante, en algunos casos, se establecen las denominadas ventanas de liquidez.

Se entiende por ventanas de liquidez, las fechas preestablecidas en las que los partícipes pueden decidir el reembolsado total o parcial de sus participaciones sin pagar comisión de reembolso. No obstante, conviene leer con detenimiento el folleto correspondiente al fondo de inversión de que se trate, ya que habrán de respetarse los plazos de preaviso establecidos en el mismo.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que los reembolsos en las ventanas de liquidez se realizan al valor liquidativo correspondiente a dicha fecha (sin garantías).

Además, si se opta por invertir en un fondo garantizado, es conveniente en que se realice durante el periodo de comercialización. En el mismo sentido, si se opta por reembolsar, lo mejor es realizarlo después del vencimiento de la garantía.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No