Elena Aucejo
Cómo tributa el juego de azar

¿Sabías que tenemos que tributar las ganancias obtenidas por el juego? Si no pagamos los impuestos correspondientes a los beneficios obtenidos podemos ser sancionados y pagar a la Agencia Tributaria el tributo correspondiente y un recargo del 50-100% del valor. Como no deseamos enfrentarnos a una inspección de Hacienda vamos a repasar la fiscalidad del juego. ¡Empezamos!

Fiscalidad de los juegos de azar

Si somos aficionados a los juegos de azar  es importante conocer cómo tributan los beneficios que obtenemos, la Ley del Juego se encarga de regular esta práctica y hoy vamos a resumir en qué consiste. En primer lugar identificaremos la práctica que estamos realizando, en este rango se contemplan los beneficios obtenidos tanto en plataformas online de juego como las ganancias obtenidas en establecimientos in situ como el Casino o el Bingo. Asimismo, también se incluyen las apuestas deportivas, una afición cada vez más popular entre los jóvenes de nuestro país.

La fiscalidad del juego o las apuestas deportivas se rige por la misma norma que los fondos de inversión, esto quiere decir que todos los beneficios son tratados como ganancias patrimoniales no derivadas de transmisión de elementos patrimoniales. El beneficio neto que obtenemos por todas las ganancias se incluye en la declaración de la renta en el apartado G1 y tributan según la base imponible.

Para conocer el beneficio neto obtenido es necesario sumar todas las ganancias obtenidas y, también, restar todas las pérdidas. Únicamente tributa el beneficio neto, y por ello, es necesario llevar un control exhausto de todo el dinero que es invertido en juegos de azar. Si invertimos en diferentes plataformas tendremos que realizar el cómputo total y declarar únicamente el beneficio, si el resultado es negativo no será necesario incluirlo en la declaración de la renta. Las pérdidas compensan las ganancias, por eso si hemos invertido 1.500€ pero hemos tenido pérdidas de 700€, únicamente tributarán los 800€ de beneficio.

A la hora de calcular el beneficio neto de los juegos de azar tendremos que incluir todas las ganancias obtenidas, así como el cheque regalo que algunas plataformas de juegos de azar ofrecen a sus usuarios como reclamo publicitario.


¿Estoy obligado a declarar las ganancias del juego?

La Ley del Juego también determina  la cantidad mínima que tenemos que ganar para declarar en la renta los beneficios del juego, existen dos mínimos diferentes en función de las rentas procedentes del trabajo que tengamos.

  • Si nuestro rendimiento del trabajo es inferior a 22.000€ tendremos que declarar las ganancias del juego a partir de los 1.600€ al año.
  • Si superamos los 22.000€ de ingresos procedentes del salario bruto el mínimo para declarar los beneficios del juego son 1.000€ al año.

Pero hay que tener cuidado con dichas cantidades ya que se establecen para el rendimiento del patrimonio, no solo tiene en cuenta el beneficio de los juegos de azar sino de todas las ganancias que afectan al patrimonio. Si hemos invertido en fondos de inversión o hemos obtenido un buen rendimiento de  las cuentas bancarias también tendremos que sumarlo a las ganancias del juego. Si el incremento del patrimonio es superior a 1.600€, sea todo del juego o no, hay que declararlo a Hacienda.

En resumen, si somos aficionados a las partidas de poker, jugamos al Black Jack o apostamos por nuestro equipo de fútbol, tendremos que declararlo en la declaración de la renta si cumplimos estos mínimos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No