Elena Aucejo
Cómo tributan los fondos de inversión

Si queremos obtener el máximo rendimiento de nuestros ahorros podemos aprovechar los fondos de inversión. Se trata de un producto financiero de carácter colectivo donde diferentes participantes aportan capital con el fin de invertir en acciones. Existen diferentes tipos de fondos de inversión, de renta fija o variable, y por tanto de menor o mayor riesgo. A la hora de invertir en un fondo es importante conocer las características del mismo, pero también, conocer su fiscalidad. Entre las grandes ventajas de invertir en fondos se encuentra las ventajas fiscales que tienen.

Fiscalidad de un fondo de inversión

La principal ventaja de los fondos de inversión es que solo tributan si se liquida la participación, es decir, hasta que no recibimos beneficios del fondo no tributamos por él. Además, si decidimos utilizar los beneficios de un fondo en otro diferente, traspasar el capital entre fondos, tampoco hay que tributar por ello.

Como vemos solo debemos tributar por los fondos de inversión cuando decidimos liquidar la propia inversión y disfrutar de los beneficios. Al liquidar los fondos de inversión es posible que obtengamos un rendimiento positivo o negativo, si hemos recibido más dinero del que invertimos en su día es positivo. Sin embargo, es posible obtener un rendimiento negativo, teniendo pérdidas patrimoniales. En este caso la fiscalidad de los fondos de inversión es compensativa, si invertimos en diferentes fondos de inversión o obtenemos otro tipo de ingresos que afectan al patrimonio podemos compensarlo.

En la última reforma del IRPF se modificó la posibilidad de integrar y compensar diferentes elementos que afectan a la Base Imposible del Ahorro (art.49 ley del IRPF). De este modo se declaran los fondos de inversión en el IRPF teniendo en cuanta la compensación de pérdidas en el patrimonio. ¿Qué significa esto? Que tenemos que controlar la inversión realizada en diferentes activos que afectan al patrimonio, entre ellos se encuentra los fondos de inversión, pero también las acciones en bolsa, el rendimiento de inmuebles o incluso las ganancias en el juego.

Las ganancias y pérdidas se suman y el resultado final es el que tributará en la declaración del IRPF. Si el importe total quedase en negativo es posible compensarlo en las siguientes declaraciones del IRPF (hasta 4 años). Como vemos es posible no pagar impuestos si el rendimiento del fondo de inversión es negativo.


Tramos del IRPF para los fondos de inversión

El beneficio neto obtenido por los fondos de inversión, así como el resto de prácticas que afectan al patrimonio, tributan según el tramo del IRPF:

  • Hasta 6.000: 19%
  • Entre 6.000 y 50.000€: 21%
  • Más de 50.000€: 23%

En algunas Comunidades Autónomas estos porcentajes no son iguales ya que la legislación autonómica los ha modificado, destacan principalmente el País Vasco y Navarra. Si somos de dichas regiones es necesario consultar la normativa autonómica para conocer cómo tributan los fondos de inversión allí.

Podemos ver semejanzas en la tributación de SICAV porque actualmente se han equiparados las fiscalidades de casi todos los productos financieros. Al contar con ventajas fiscales parecidas el factor de la tributación no inclinará la balanza a favor de un productos de inversión u otro. La tributación de los planes de pensiones es el único producto financiero que está sujeto a otra fiscalidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No