zonavalue

¿Cómo ahorrar?Entendemos como ahorro a la cantidad de las rentas que los individuos deciden no consumir. Es decir, un monto que se reserva para cubrir un gasto o una necesidad futura. Así pues, se puede decir que el ahorro se trata de un porcentaje de ingresos que se decide no invertir ni gastar.

Se debe tener en cuenta que toda cantidad que se desea ahorrar y no consumir supone un coste de oportunidad, por lo que se asume cierto riesgo con la acción. Contar con ahorros ayuda a la hora de poder enfrentarse a situaciones imprevistas del futuro y nos ayuda a vivir de una forma más tranquila. Hay que tener presente, también, que el ahorro es un beneficio global, que se puede dar en el ámbito familiar, empresarial, en el momento de emprender o de forma general en la economía. Generar la costumbre de ahorrar puede ser algo muy beneficioso individualmente pero también de forma grupal. Es por ello que cuanto antes de comprenda el ahorro y se comience a crear el hábito de ahorrar, mejor.

El ahorro doméstico

Dentro del ámbito familiar, el ahorro es un elemento de extrema importancia, que solo se consigue a través de una buena planificación familiar, formación y concienciación. Caer en el error de no dar importancia a la economía doméstica puede desencadenar en llevar a la familia a situaciones poco deseadas y al sobreendeudamiento.

Fijar la atención en los gastos vinculados al hogar supone un punto de partida en el ahorro. Se consciente de los gastos hará que racionalices los recursos y que puedas utilizarlos de forma más inteligente y con mayor holgura. Si persigues el objetivo de conseguir una economía familiar saludable se han de tener en el punto de mira aspectos como:

  • Las necesidades del hogar.
  • El ahorro energético.
  • El ahorro en la compra del hogar.
  • La planificación de las necesidades domésticas.

Empezar a aplicar consejos y estrategias para el ahorro doméstico marca un antes y un después en la economía del hogar, algo que puede llegar a mejorar la economía y salud financiera de las familias.

¿En qué consiste la contabilidad doméstica?

Cuando ya tenemos claro qué cosas son las que afectan a la economía de un hogar, lo conveniente será empezar a organizarla para que nos pueda resultar más fácil establecer objetivos y lograr metas.

La organización es muy importante para poder controlarlo todo. Debemos hacer control, principalmente, de los ingresos y gastos que se den en el día a día de nuestro hogar. Lo aconsejable es que, semanalmente, hagamos un recuento de facturas, gastos o ingresos que hayamos tenido y lo vayamos anotando. Un buen lugar para anotarlos es en Excel, aunque puedes también ir a lo tradicional y usar papel y lápiz.

or otro lado, lo aconsejable sería que se tengan en cuenta los gastos importantes de forma mensual. De este modo, tendremos un mayor control de gastos fijos y mensuales (tanto si son previstos o imprevistos). De este modo, podemos ver en qué hemos gastado este mes y qué podemos dejar para el próximo.

Finanzas personales

La organización es, en muchos casos, clave para poder avanzar con nuestro día a día. Saber organizar nuestro patrimonio y priorizar los gastos que tenemos nos ayudará a saber ahorrar nosotros mismos y gastar el dinero de una manera más eficiente. Las finanzas personales son una de las tareas pendientes para muchas personas pero, ¿sabemos realmente qué son?

Las finanzas personales también se tratan de una herramienta de ahorro. Estas se tratan de la aplicación de ciertos principios de las finanzas en la gestión de los recursos de un individuo o de la familia. Las finanzas personales son las encargadas de ocuparse de la forma en la que las familias y los individuos administran los recursos a lo largo de su vida. Dentro de la gestión de estas finanzas no solo se tienen en cuenta los ingresos y los gastos que se reciben, sino que también se mencionan las herramientas y productos financieros con los que los individuos y las familias cuentan.

El objetivo de las finanzas personales es el de ayudar a las familias y las personas a poder tomar decisiones que permitan optimizar los recursos de los que disponen. Para ello, se centra en alcanzar una serie de sub-objetivos como:


  • Inversión.
  • Protección contra riesgos e imprevistos.
  • Cumplimiento de los impuestos.
  • Jubilación.
  • Liquidez.
  • Traspaso.

A simple vista puede parecer algo obvio el que las finanzas personales pueden ayudarnos mucho. No obstante, muchas personas se abruman al ver tantos números y papeles de por medio que desisten de la tarea de saber gestionar sus recursos. Esto es un gran error: la gestión de recursos debe ser siempre planificada y nos puede ayudar de cara al futuro cuando nos haga falta consumir más.

Aprender a ahorrar

Muchos son los que se preguntan constantemente cómo ahorrar dinero. Como hemos estado comentando el ahorro no se trata de algo que surja del día a la mañana, sino de un hábito que se ha de aprender, adquirir y trabajar. Existen casos en los que el contexto económico y social no permite el ahorro, no obstante, la mayoría de los casos este impedimiento para el ahorro se trata de el resultado de una falta de hábito y una incorrecta planificación financiera. Para poder revertir esta situación, resulta esencial seguir una serie de consejos para ahorrar:

  • Contar con un presupuesto de ingresos y gastos.
  • Trazar un plan de ahorro, no solo ahorrar aquello que sobra.
  • Evitar el sobreendudamiento.
  • Contar con educación financiera.
  • Comparar precios.
  • Huir de las compras compulsivas y gastos innecesarios.
  • Controlar los gastos de las tarjetas de crédito.
  • Ahorrar los ingresos extra.

Así pues, se comprende que el ahorro eficiente lleva consigo un trabajo de aprendizaje, planificación, formación en finanzas, creación del hábito... Para ello, además, se cuentan con grandes herramientas como pueden ser los softwares de ahorroplanes de ahorrométodos para ahorrar, que brindan lo necesario para que los usuarios organicen sus recursos de forma eficiente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No