Juanma Caurin
Plan de ahorro

El ahorro es uno de los puntos fundamentales de la economía familiar. Si tienes la posibilidad de ahorrar de forma periódica en tu economía doméstica, es conveniente que te plantees cuál es la mejor forma para hacerlo, ya que si lo haces bien, incluso podrás obtener una buena rentabilidad. Existen una gran cantidad de productos que permiten ahorrar y sacar un beneficio de tu dinero. Un ejemplo de ello son los planes de ahorro, por ello, en este artículo queremos hablar sobre ellos, los diferentes tipos y las características que poseen.

¿En qué consisten los planes de ahorro?

Los planes de ahorro son productos de inversión a largo plazo que aseguran un 85% de la inversión realizada para un plazo de 5 años. Estos productos, también denominados Plan Ahorro 5, están pensados para pequeños ahorradores que no precisen de su dinero a medio plazo, ya que no se podrá disponen del dinero durante este tiempo.

En estos planes de ahorro los usuarios van introduciendo las aportaciones de dinero que quieren ir ahorrando y, finalmente, obtendrán su dinero, además, de la rentabilidad obtenida gracias a este producto.  Las aportaciones mínimas que se exigen son muy pequeñas, y suelen estar entre los 30€ y los 50€ mensuales. Sin embargo, se pueden aportar hasta un máximo de 5.000€ anuales.

A priori, poseen ciertas similitudes con los planes de pensiones. Sin embargo, poseen algunas diferencias. Por ejemplo, los planes de pensiones se ahorra hasta la edad de jubilación, mientras que en los planes de ahorro tienen una duración de 5 años. Además, las aportaciones máximas del plan de pensiones son de 8.000€.

Tipos de planes de ahorro

Podemos encontrar los planes de ahorro en diferentes formas para conseguir rentabilidad, dependiendo del emisor:



  • SIALP (Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo): este producto es un seguro de vida y se contrata a través de aseguradoras. Son recomendables para personas que buscan rentabilidades a un largo plazo con un riesgo también muy bajo.
  • CIALP (Cuentas Individual de ahorro a Largo plazo): estas cuentas de ahorro son depósitos que se contratan través de bancos o entidades financieras y en las que se van introduciendo las aportaciones que se quieren ahorrar y las ganancias que genere el dinero del cliente.

Fiscalidad de los planes de ahorro

Los planes de ahorro ofrecen una serie de beneficios fiscales para sus titulares, ya que permite la exención fiscal de las rentas generadas siempre que no supere el límite de 5.000€ anuales, siempre que no se rescate el dinero del plan durante 5 años. Debemos saber que no se puede realizar un rescate parcial del dinero, sino que debe hacerse de forma total. En caso de hacerlo antes de los 5 años se perderán todas las ventajas fiscales.

Además, cuando se terminen los 5 años, existen la posibilidad de reinvertir la inversión realizada más las ganancia en nuevo seguro, sin que se imponga el límite de los 5.000€ para las aportaciones.

 

Ahora que ya sabes cómo funcionan los planes de ahorro, debes valorar la mejor forma para canalizar tu ahorro y obtener la mayor rentabilidad de tus ahorros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No