David Méndez
Invertir en títulos de deuda pública

Para poder hablar de la deuda pública, de su inversión y de otros conceptos, es recomendable y aconsejable que tengamos en cuenta algunas "cosas" sobre su significado, para qué sirven y qué es lo que nos conviene. Por ello, en este artículo podrás conocer todo lo que debes saber para invertir en deuda pública y poder conseguir rentabilidad.

Por un lado... ¿Deuda pública? Sí, deuda pública, tal cual suena. Es el dinero que el Estado debe a empresas, particulares o gobiernos de otros países u organizaciones (como la UE).

Y por otro lado... ¿Tesoro público? Parece surrealista, pero el tesoro público no es ningún "tesoro". Es el organismo que se encarga de vender la deuda pública a través de valores que se encargarán de financiar los gastos del gobierno. Por ello, aquella deuda pública del mercado español que se venda será la financiación que el gobierno obtenga para sus gastos.

Tipos de valores deuda pública

A resumidas cuentas, existen 3 tipos de deuda pública que se puede adquirir:

Dependiendo de la disponibilidad del dinero que queramos invertir y del tiempo que no lo requiramos nos convendrá un tipo de deuda u otro. Bajo esta perspectiva, surge la pregunta...

¿Es rentable invertir en deuda pública?

La parte positiva de esta inversión es que sabemos con certeza y casi sin sorpresas que se nos devolverá el importe que hayamos invertido. La rentabilidad de la deuda pública no es tan clara, pues en algunos productos la rentabilidad será más o menos alta, dependiendo del importe invertido.


No obstante, para que la rentabilidad de la deuda pública sea aceptable deberemos de realizar un importe elevado, y hacerlo a un plazo largo de tiempo. Tengamos en cuenta que la subasta de los productos hacen que el producto tenga un precio elevado o inferior.

¿Cómo adquirir deuda pública?

A la hora de invertir en deuda pública, podemos hacerlo mediante dos formas: mercado primario (accediendo a la subasta por parte del Estado) o mercado secundario (mediante la negociación de los productos a otras personas).

  • Mercado primario: para ello tendremos dos opciones más. Podremos acudir a una sucursal del Banco de España y registrar la petición de la subasta en la que queramos participar. Deberemos hacerlo como máximo a las 14:00 un día previo a la realización de la subasta. Aunque también podemos hacerlo desde la página web del Tesoro a través de nuestro e-DNI.
  • Mercado secundario: para comprar mediante el mercado secundario los productos de la deuda pública, se pueden acceder mediante un intermediario financiero o el Mercado Electrónico de Deuda Pública.

Existen también emisiones no competitivas a la hora de invertir en deuda pública. Éstas se basan en la media ponderada del producto que se oferta, en el que se ajusta solo al precio a pagar por dicho producto.

Aspectos a tener en cuenta para invertir en deuda pública

Si estás pensando en comprar títulos de deuda pública deberás valorar estas claves antes para saber si es buena idea.

  • Inflación: dependiendo de la inflación existente en el país emisor tu deuda obtendrá más o menos rentabilidad. No obstante, las mayores rentabilidades están reservadas a deudas con más riesgo.
  • Fiabilidad: no es lo mismo invertir en un país seguro o estable que en uno que no lo es. Un país generará más confianza que otro para poder invertir en él. Su situación económica, política, social... determinará mucho este aspecto.
  • Tipos de interés: que mantienen una relación inversa en cuanto a su subida. Si sube el tipo de interés, estaremos perdiendo dinero; si baja el tipo de interés, ganamos. O dicho con otras palabras: si queremos vender un producto que realmente cuesta menos (mayor tipo de interés) deberás de bajarlo de precio, por lo que obtendrás menos dinero y estarás perdiendo rentabilidad. Sucede lo contrario para el caso en que baje el tipo de interés.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No