Definición de Inflación

Se conoce como inflación económica al aumento generalizado de los precios de los bienes, productos y servicios existentes en el mercado en un periodo de tiempo determinado. En otras palabras, la inflación da paso a la disminución del poder adquisitivo de la moneda, es decir, una pérdida de su valor real. Una forma de medir la inflación es utilizar el "índice de precios al consumo" (IPC), gracias al cual se calcula el porcentaje de los precios de un conjunto de productos (conocido como "cesta familiar") que forman la base de la encuesta del gasto medio y del presupuesto de los consumidores típicos.

El fenómeno inverso a la inflación es la deflaciónun fenómeno que se produce cuando los precios de los bienes, productos y servicios disminuyen de forma continua y generalizada. Se tiende a pensar que la deflación es peligrosa para la economía de un país ya que, al disminuir los precios, las empresas no ganan suficiente dinero y pueden llegar a desaparecer, por lo que aumentan las tasas de desempleo. Sin embargo, cuanto mayor sea la inflación, mayores serán los costes que sufrirá la economía del país, siendo la pérdida del poder adquisitivo del dinero su consecuencia más importante.

De entre las causas de la inflación, podemos considerar tres como las más importantes:

  • Aumento de la demanda de un bien o de un servicio
  • Incremento de los costes de producción
  • Inflación estructural (debido a causas sociales)


Los indicadores más utilizados para calcular la inflación son:

Existe una relación entre la inflación y las tasas de interés, si las tasas de interés no están a la par con la inflación, nadie invertirá en bonos emitidos por el gobierno o las corporaciones. Cuando las tasas de interés de los bonos son altas, con frecuencia se reflejan en una tasa de inflación alta que se comerá la ganancia.

Visita nuestro glosario de contabilidad para tener más información sobre todos los términos económicos y contables.