Qué es un bono

En el mundo financiero existe una infinidad de opciones para conseguir los recursos necesarios para continuar con actividad de las organizaciones. Además, de pedir préstamos o solicitar créditos de la forma tradicional, las empresas pueden emitir títulos de deuda para conseguir la financiación que les permita desarrollar los nuevos proyectos. Un ejemplo son los bonos financieros, muy utilizados por la empresa privada y los gobiernos para obtener el dinero necesario para su día a día.

¿Qué es un bono en finanzas?

Los bonos son títulos de deuda que permite a los emisores conseguir financiación para el desarrollo de su actividad en los mercados financieros. Estos títulos de deuda pueden ser de renta fija o renta variable, y son adquiridos por otras personas, empresas o estados para conseguir rentabilidades que les reporten beneficios.

Los bonos pueden ser emitidos por una institución pública, Estado, gobierno autonómico, institución, o privada, empresa. Su objetivo es obtener en el mercado de capitales que les permitan administrar sus estructuras. Los títulos suelen ser al portador y se pueden negociar en los mercados o en la bolsa de valores.

En los bonos, el emisor se compromete a devolver el capital aportado más los intereses (a éstos también se les conoce como cupón). Los bonos poseen una cantidad y una fecha de vencimiento. Para entenderlo mejor, pongamos un ejemplo sencillo. Una persona adquiere un bono de una empresa de 10.000€ con un vencimiento de 5 años. En ese momento la persona pagará los 10.000€ a la empresa y, 5 años después, la empresa deberá devolverle los 10.000€ más los intereses. Los intereses dependerán del tipo de rentabilidad del bono que puede ser fija o variable. Si es fija se aseguran unos intereses. En el caso de que sea variable existe un mayor riesgo. Por un lado puedes conseguir una rentabilidad mayor, pero también existe la posibilidad de perder dinero.

Los bonos emitidos por el Estado son conocidos como bonos del Estado, y son títulos de deuda que un territorio emite para financiar la actividad del país y hacer frente a todos los gastos que posee el país. Estos bonos poseen unas rentabilidades fijas y tienen un plazo de vencimiento a medio-largo plazo que va desde los 2 hasta los 5 años.


Si quieres conocer más información acerca de los bonos financieros, puedes consultar todas tus dudas a través de estos enlaces: