David Méndez
Bonos de empresa

Como bien sabemos, un bono es la forma que tienen las instituciones de conseguir financiación para pagar las deudas que tienen frente a terceros y poder realizar sus actividades correspondientes.

Lo más habitual es que se asocie este tipo de productos a instituciones públicas, aunque también existe la posibilidad de adquirir bonos de empresa. Los bonos de empresa cumplen casi la misma función que los de deuda pública, con la salvedad de que éstos son privados. Estos bonos pueden ser una buena alternativa si queremos diversificar nuestra cartera de riesgos.

¿Como comprar bonos de empresas?

Habitualmente, para poder comprar los bonos de empresa se hacía necesario un intermediario financiero que aconsejara y hiciese de mediador en la transacción bono-particular. Aunque esta opción sigue estando posible, ya hay nuevas formas de conseguir este tipo de productos.

Algunas de ellas es mediante la compra-venta de bonos online. Plataformas como la de Auriga Bonos nos da la posibilidad de completar dichas operaciones. Bastaría con registrarnos en su página web a través de una conexión a Internet, iniciar un período de prueba si lo deseamos y echar un ojo a la lista de bonos existentes.

Son muchas las empresas que cuentan con bonos en Auriga. Existen desde bonos públicos (del Tesoro español, Portugal...) hasta bonos de deuda privada (empresas como Apple, Peugeot, Telefónica, etc...).




La aplicación no requiere de requisitos mínimos monetarios para poder operar en ella, lo que significa que hay algunos bonos que no requieren mucho o la cantidad mínima es baja. No obstante, para algunos bonos (sobre todo los de deuda pública) sí que existen una cantidad mínima a invertir.

Por otro lado, se quiere hacer un "control" de los bonos que se comercializan en el mercado secundario gracias a la plataforma SEND (Sistema Electrónico de Negociación de Deudas). Gracias a este sistema, podemos ver a cuánto cotiza y cuánto cuesta la deuda de los organismos privados del país. Podemos observar a tiempo real a qué precio está cada uno de los productos emitidos por dichas entidades.

Consejos para invertir en bonos de empresas

En primer lugar, como hemos comentado inicialmente, la inversión en deuda privada es un buen motivo para diversificar nuestra cartera. ¿Qué quiere esto decir? Si somos inversores principiantes o que no queremos correr mucho riesgo en nuestras inversiones, lo mejor es diversificar el riesgo en diferentes productos (bonos públicos y privados) para así evitar perder dinero. A priori puede sonar costoso, pero si en alguno de nuestros productos no obtenemos rentabilidad, esta opción nos salvaría de perder dinero.

Por otro lado, la compra de bonos en algunos sectores es clave para obtener cierta rentabilidad. Hablamos de empresas de seguros y salud, sobre todo, las que ofertan este tipo de productos (son las que suelen tener deudas con más frecuencia).

Si tienes algunos conocimientos financieros, es recomendable que nos fijemos en aquellas empresas que conozcamos. Si conocemos bien cómo va a ir en bolsa una empresa, cómo cotizará, las acciones que toma y si son beneficiosas para la comunidad, es posible que genere más interés y por lo tanto mayor rentabilidad. Si por el contrario son empresas escandalosas y apenas reconocidas esto no sucederá.

Por último, y al igual que sucedía con las rentas fijas públicas, aquellas que tienen un mayor riesgo aportarán un mayor beneficio. Esto sucede, sobre todo, en aquellas empresas en las que las decisiones que se toman o el rumbo que va a tomar no está del todo claro, y por eso el riesgo del pago de sus deudas es mayor. Como aumenta la incertidumbre del qué pasará aumentará su riesgo, pero a su vez su rentabilidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No