Tener la tranquilidad de saber que si algo ocurre estarás cubierto por un seguro del hogar es una de las principales razones para contratarlo. Nunca sabemos cuándo puedes suceder un imprevista o una desgracia en nuestra vivienda. La mayoría de ocasiones los problemas que surgen en nuestra casa estás provocados por causas ajenas a nosotros. Sin embargo, es probable que tengamos que correr con los gastos de los desperfectos que puedan ocasiones. Por ello, son muy importantes los seguros del hogar para evitar sorpresas que puedan afectar a nuestra vivienda familiar.

¿Qué es un seguro de hogar?

El seguro de hogar es un contrato que se firma entre una persona y una compañía en el que se ofrece coberturas antes posibles daños y problemas que se produzcan en la vivienda a cambio de una contraprestación económica que se paga de forma periódica.

Qué es un seguro de hogar

Imagen: thodonal88 || Shutterstock

El seguro del hogar debe cubrir los daños materiales que pueda sufrir una casa, como por ejemplo en caso de que haya una fuga y se produzcan desperfectos por el agua o cualquier daño derivado por un cortocircuito eléctrico. Los daños que cubre un seguro de hogar se dividen en dos partes: el continente y el contenido. Por un lado, el continente se centra en la vivienda como tal, atendiendo a la estructura y todo lo que haga referencia a la construcción de la vivienda. Por otro lado, el contenido del seguro de hogar se centra en todos los elementos que se encuentran dentro o forman parte de la vivienda.

¿Por qué contratar un seguro de hogar?

Al contrario que ocurre en los seguros de vehículos como coche o moto, los seguros de hogar no son obligatorios en España. Sin embargo, es muy recomendable tener un seguro de hogar que cubra nuestra viviendas y las pertenencias que se encuentran en ella. Debemos tener en cuenta que pueden ocurrir un sinfín de problemas inesperados y que conllevan grandes consecuencias. Inundaciones, problemas eléctricos o robos, son solo algunos imprevistos que pueden ponerte en serios problemas si no tienes un seguro que cubra los daños ocasionados.

Además, es imprescindible asegurar tanto los daños frente a terceros, como los nuestros. Igual que es probable que otras personas causen o fenómenos causen desperfectos en nuestra vivienda, también existe la posibilidad de nuestra casa genere algún daño a otros hogares o personas. Un ejemplo de ello puede ser un problema en nuestras tuberías que está generando una gotera a nuestro vecino de abajo, o si se cae una maceta de nuestro balcón y daña a alguna persona de la calle. Por ello, el seguro de responsabilidad civil cubre los daños que podamos generar a otras personas.


Existen diferentes tipos de pólizas en función de lo que cubren y sus precios también varían en función de las coberturas y de la empresa con la que se contrate. Saber qué cubre la póliza de tu seguro del hogar es esencial para poder reclamar al seguro que en caso de incidencia.

Si quieres conocer más información sobre los seguros de hogar puedes resolver todas tus dudas en los siguientes enlaces: