Tania Díaz
Lisa S. || Shutterstock

Aunque no existe ninguna normativa que obligue al propietario o arrendatario de una vivienda a contratar un seguro del hogar, sí que es cierto que existe la excepción en aquellos casos en los que se adquiere una vivienda con un préstamo hipotecario, ya que en estos supuestos la contratación de un seguro del hogar es un requisito obligatorio por ley.

Esto hace que la gran mayoría de personas tengan contratado un seguro del hogar debido a esta obligación. Realmente la obligación solo es para el seguro de incendios, pero ya de paso la gente suelen contratar seguro con mayores coberturas. Lo que muchas personas desconocen es que en determinados supuestos el seguro del hogar se puede desgravar en la declaración de la renta.

Te contamos aquí en que casos se puede desgravar el seguro del hogar en el impuesto sobre las rentas de las personas físicas. Así como, la forma en que puedes realizar esa desgravación en la declaración del IRPF.

¿Se puede deducir el seguro del hogar en el IRPF?

La declaración de la renta contempla desde hace mucho tiempo la posibilidad de desgravar determinados aspectos, relacionados con la adquisición y mejora de la vivienda habitual del declarante. En este sentido el seguro del hogar se ha incluido en lo que se denomina adquisición de vivienda habitual. Al ser la contratación del seguro de carácter obligatorio si la vivienda se adquiere con un préstamo de tipo hipotecario. Esto permite que en determinados supuestos el seguro del hogar se pueda desgravar si se cumplen una serie de requisitos.

Requisitos para desgravar el seguro del hogar en la declaración de la renta.




Para poder desgravar el seguro del hogar en la declaración de la renta hay que cumplir cada uno de los siguientes requisitos.

Seguro del hogar vinculado a la hipoteca

En primer lugar y tal y como ya hemos adelantado antes, el seguro del hogar tiene que estar vinculado a una hipoteca. Eso implica que el beneficiario en caso de siniestro de la vivienda sea la entidad financiera que concedió la hipoteca. El seguro se puede contratar con cualquier entidad o aseguradora, pero es un requisito imprescindible que se encuentre vinculado a la hipoteca.

Solo desgrava la protección contra incendios

Cuando se contrata un seguro del hogar es habitual ampliar las coberturas, más allá de la protección básica que actúa solo en caso de incendio. En estos casos en los que se amplían las coberturas de la póliza del hogar, debemos tener claro que solo podemos desgravar la parte proporcional de la prima que corresponda a la protección contra incendios. En lugar de desgravar la prima de forma íntegra.

Viviendas adquiridas antes del 1 de enero de 2013

Tal y como ya hemos indicado el seguro del hogar se considera un gasto encuadrado dentro de lo que se conoce como adquisición de la vivienda habitual. Desde el 1 de enero de 2013 la normativa fiscal sobre el IRPF no permite desgravar este concepto en la declaración de la renta. Aunque lo mantiene para aquellos declarantes que venían desgravando este concepto con anterioridad. Por lo tanto el seguro del hogar solo puede desgravarse en el IRPF en aquellos casos en los que la vivienda haya sido adquirida antes del 1 de enero de 2013.

¿En que casilla se desgrava el seguro del hogar?

El seguro del hogar se puede desgravar en la declaración de la renta, incluyendo el importe correspondiente a la prima en el anexo A1 "Deducción por inversión en vivienda habitual" . Concretamente en las casillas 647 y 648 del modelo 100. Para ello tenemos que sumar el importe de la prima al resto de gastos desgravables generados por la vivienda habitual. Del importe total de gastos vinculados a la vivienda se puede desgravar un 15%  en la declaración de la renta con un máximo de 9.040,00 €.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No