José Banda
Cuentas de ahorro

Cuando nos disponemos a gestionar nuestro dinero debemos ser consciente de la cantidad de productos que nos ofrecen los bancos. Desde los más complicados y arriesgados hasta los más sencillos que nos permiten realizar las gestiones en el día a día, es conveniente conocerlos para saber las posibilidades que tenemos al alcance. Si lo que queremos es ahorrar poco a poco a la vez que tener nuestro dinero siempre disponible, las cuentas de ahorro pueden ser un producto clave para nosotros. Por ello, aquí queremos mostrarte toda la información acerca de estas cuentas bancarias y sus características.

¿En qué consisten las cuentas de ahorro?

Las cuentas de ahorro, a la que también se concoce como libretas de ahorro, son un tipo de cuenta en la que se registra un contrato entre una persona y una entidad financiera, en la que se acuerda el pago de unas rentabilidades periódicas que pueden ser de forma mensual, trimestral o anual, a cambio de que se tenga el dinero en esa cuenta. Se puede decir que el banco te paga por tener el dinero en su entidad.

Las cuentas de ahorro remuneradas son un producto muy popular, ya que hay personas que incluso posee diferentes cuentas para manejar su dinero. Estas cuentas ofrecen una serie de intereses que dependen del tiempo y la cantidad de dinero que se deposite en la cuenta.

Si deseas rentabilizar tus ahorros disponiendo de tu dinero en todo momento y sin penalizaciones la mejor opción es crearte una cuenta de ahorro remunerada. Estos tipos de cuentas bancarias normalmente ofrecen rentabilidades superiores a las de una cuenta corriente pero inferiores a las de un depósito a plazo fijo.

Es por esto que se consideran las cuentas de ahorro como un producto a medio camino entre las cuentas corrientes y las cuentas de ahorro. A diferencia de un depósito bancario, en la cuenta de ahorro el importe introducido se puede disponer en cualquier momento sin penalización y a diferencia de una cuenta corriente, la operativa permitida es más limitada (no permite hacer ciertas operaciones como domiciliar los ingresos y los recibos, contratar ciertas tarjetas, etc.).


Por ello, si estás interesado en contratar una cuenta de ahorro, no dudes en consultar toda la información acerca de este tema.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No