Juanma Caurin
Adquirir cuenta de ahorro

Si ya sabes toda la información necesaria acerca de las cuentas de ahorro y te has decidido a abrir una para empezar a generar dinero con el dinero que guardas, es momento de que conozcas las claves para saber cuál debes escoger. Por ello, en este artículo queremos explicarte los consejos más importantes a la hora de elegir una cuenta de ahorro.

Recuerda que planificar el ahorro es importante si queremos que nos produzca, además, algo de dinero. Elegir el producto que más se adapte a nuestras necesidades será fundamental para sacarle el máximo rendimiento al dinero que tenemos ahorrado.

¿Qué tener en cuenta para escoger una cuenta de ahorro?

Cuando nos disponemos a valorar las diferentes opciones debemos ser conscientes de las características de cada una de las cuentas que poseen las entidades financieras. Por ello, para saber cuál es el producto que necesitas debes tener en cuenta estos aspectos.

Controlar las comisiones

Es uno de los principales puntos que debes tener en cuenta a la hora elegir una cuenta de ahorro. Seguro que lo primero que miramos en la rentabilidad de la cuenta, pero de poco servirán las altas rentabilidad si tenemos que pagar muchas comisiones. En este caso los beneficios obtenidos por la rentabilidad de nuestros irían destinados al pago de comisiones, de forma que no tendríamos tantos beneficios. Por ello, es necesario saber cuáles son las comisiones que incluyen y cotejarlas con otras entidades teniendo en cuenta la rentabilidad que ofrecen. Por ejemplo, puede reportarnos más dinero una cuenta con menor rentabilidad pero sin comisiones.

Periodos iniciales de rentabilidad

Las cuentas de ahorro suelen ofrecer rentabilidades muy altas en los periodos de inicio para captar a los clientes, pero después se reducen con el tiempo de forma considerable hasta rentabilidades no tan satisfactorias. Por ello, debemos tener en cuenta el tiempo durante el que esa cuenta nos ofrecerá una alta rentabilidad para saber hasta cuando serán interesantes tener ahí nuestro dinero.


Permanencia

El tema de la permanencia va muy ligado al punto anterior de los periodos iniciales con alta rentabilidad. Si encontramos productos que durante los primeros compases nos ofrecen altas rentabilidades por nuestro dinero y además no incluyen cláusulas de permanencia mínima, podremos cambiarnos de cuenta en el momento que disminuya la rentabilidad. De esta forma, podremos llevar nuestro dinero hacia otra entidad que vuelva a ofrecernos una buena rentabilidad al principio, y así consecutivamente, sacar el mayor rendimiento a nuestro dinero de forma continuos.

Los productos sin permanencia son muy positivos ya que puedes cambiarte de entidad en el momento que quieras, sin necesidad de dar explicaciones de ningún tipo, ya sea por motivos económicos, problemas con la compañía, etc.

Importes máximos y mínimos

Es imprescindible saber que muchas de las cuentas que podemos encontrar en el mercado posee unos mínimos o unos máximos de saldo en la cuenta. Por un lado, pueden tener el requisito de que la cuenta debe tener un mínimo de saldo o que, por otro lado, a partir de una cantidad de dinero no se remunere, como por ejemplo, cuando se ofrece una rentabilidad del 4% hasta 6.000€. Esto es fundamental, ya que cada persona posee unas determinadas condiciones económicas, y dependiendo de esto puedes no llegar a cumplir los requisitos, por lo que probablemente deberías valorar otros productos.

 

Con estos consejos para elegir una cuenta de ahorro ya solo te queda la posibilidad de valorar las diferentes opciones que se presentar y adquirir la que más se adecue a tus necesidades.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No