Tania Díaz
Requisitos de la banca privada

La banca privada esta destinada a clientes con un elevado patrimonio y capital. Aquellas personas que poseen una elevada suma de dinero tienen acceso a una carta de servicios vip si se deciden por la banca privada.

Una de las principales características de estas entidades financieras es que ofrecen un asesoramiento financiero, más personalizado a sus clientes. Aunque, en contrapartida las condiciones de acceso a sus servicios hacen que la banca privada no sea accesible para todo el mundo. Por lo que habitualmente se llama a este tipo de entidades financieras bancos VIP. En relación al nivel de patrimonio necesario para trabajar con ellos.

Si quieres conocer más a fondo las características de la banca privada, en esta entrada te contamos que servicios ofrece la banca privada y que requisitos hay que cumplir para poder acceder a estos servicios.

¿Qué servicios ofrece la banca privada?

La principal distinción entre la banca tradicional y la banca privada es el servicio de asesoramiento que ofrecen a sus cliente. Se trata de un tipo de asesoramiento financiero más personalizado que el de la banca tradicional o comercial. Ya que en el caso de la banca privada es habitual que a cada cliente se le asigne un gestor propio. Este gestor además de asesorar a su cliente en temas financieros también realiza un asesoramiento sobre aspectos fiscales y de planificación sobre su patrimonio.

Además de un asesoramiento mucho más personalizado la banca privada ofrece a sus clientes una serie de operaciones exclusivas y servicios VIP. Estas son algunas de las operaciones financieras más características de la banca privada:

  • Cotizaciones de empresas en Bolsa y en mercados bursátiles.
  • Ofertas públicas de adquisiciones, también conocidas como OPAs.
  • Emisión de bonos y fondos cotizados.
  • Fusiones y otros tipos de operaciones sobre empresas.
  • Operaciones de trading en mercados financieros.
  • Depósitos de capitales elevados.


Estos son algunos de los servicios VIP que ofrece la banca privada a sus clientes:

  • Asesoramiento financiero personalizado.
  • Descuentos en comercios y todo tipo de compras.
  • Promociones en hoteles, viajes y vuelos.
  • Seguros gratuitos de todo tipo, médicos, de robo, para viajes.
  • Tarjetas de crédito y débito gratuitas.
  • Cuentas sin comisiones.
  • Condiciones excepcionales en la contratación de productos financieros.

Además, cada entidad financiera de la banca privada completa esta carta de servicios VIP con sus propias propuestas de servicios. Así encontramos entidades de banca privada que ofrecen a sus clientes todo tipo de actividades y viajes de alto standing. Otras completan su carta de servicios con un asesoramiento personalizado en aspectos legales o inversión inmobiliaria. Pero también existen entidades de banca privada que completa sus servicios VIP con la gestión de la sucesión hereditaria de sus clientes.

¿Qué es necesario para poder acceder a la banca privada?

Tal y como hemos indicado, la banca privada es la que se encarga de clientes con un elevado patrimonio y capital. Por norma general para poder acceder a los servicios de la banca privada es necesario contar con un capital que en muchos casos debe superar los trescientos mil euros. Siendo este el importe medio que solicitan la gran mayoría de entidades de banca privada.

Aunque el capital necesario para acceder a la banca privada y a su carta de servicios y operaciones VIP, lo marca cada entidad. Encontramos en la banca privada entidades que llegan a solicitar un mínimo de un millón de euros para acceder a sus productos y servicios financieros. En el extremo contrario podemos encontrar alguna entidad de banca privada que permite acceder a sus servicios con un patrimonio bastante más reducido. En torno a los setenta y cinco mil euros. Aunque no es lo más habitual.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No