David Méndez
Renunciar a una herencia

Mucha gente piensa, que ser el heredero de una herencia es un recurso viable para obtener ingresos extras. Y es verdad, pues suele suceder. Aunque en algunos casos esto no es así, pues si se acepta la herencia se aceptan no solo los bienes, sino también los derechos y obligaciones que el fallecido ha dejado en disposición de los herederos.

El gran obstáculo de aceptar la herencia y por lo que se suele renunciar es por el impuesto de sucesiones. Hay veces que, como es tan elevado, no permite a sus usuarios disfrutar libremente de sus bienes heredados.

No obstante, cabe destacar que el hecho de rechazar una herencia es variable según qué casos. Todo dependerá de si había o no testamento previamente, y si el renunciante tiene o no hijos.

Antes que nada te recomendamos que consultes todo lo que debes saber antes de aceptar una herencia. Después puedes decidir tú mismo si es más conveniente el rechazo o la aceptación.

¿Cómo renunciar a una herencia?

Para poner en constancia de que has renunciado a una herencia, lo deberás hacer de manera legal y visible. Esto se hará mediante un documento público, indicando que se renuncia a dicha herencia. Una vez renunciada, ésta será irrevocable, siendo imposible poner condiciones a dicha renuncia.

Renuncia de herencia con testamento

Este caso se da cuando existe una herencia que viene de un testamento previamente formalizado por el fallecido. La persona que redacta el testamento deberá de incluir el nombre de los herederos, así como de los sustitutos de los herederos en caso de que estos fallezcan antes que él o rechacen la herencia.

Puede suceder que el testador no veía la posibilidad de renuncia (por lo que no renuncia a nadie como sustituto) o no se establece ningún sustituto en su lugar. En este caso, la herencia renunciada deberá de funcionar igual que lo haría una herencia que no se hubiese formalizado testamento (que la veremos a continuación).

Renuncia de herencia sin testamento

Este caso se da cuando no existe testamento para la herencia que se lleva a cabo o en el caso que el testador no preveía la posibilidad de renuncia de los herederos o no indicase ningún sustituto en su lugar. Normalmente, la renuncia en este tipo de casos viene prevista por los elevados costes del impuesto de sucesiones, siendo inviable la aceptación de dicha herencia.


La renuncia, además, afectará tanto a la persona que renuncia la herencia (denominada heredera) y a sus descendientes (el heredero que renuncia lo hace para sí y para su estirpe). En este caso, la ley no preverá la sustitución.

No obstante, esta condición no se aplica a parientes del mismo grado. Si una persona que tiene 2 hijos fallece y uno de ellos renuncia a la herencia, el otro hijo tiene derecho a "acrecer" (heredar la parte renunciada).

Para más información en caso de que no exista testamento, te recomendamos que consultes cómo se reparte una herencia si quieres resolver tus dudas.

Plazo para renunciar a una herencia

Realmente, para renunciar a una herencia se puede realizar en cualquier momento. Aunque, eso sí, a efectos fiscales deberá de efectuarse la renuncia antes de que prescriba el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Cuando se renuncia a la herencia antes de que se prescriba dicho impuesto y con voluntad de hacerlo no aceptando la herencia (así como lo que todo ello conlleva), se entenderá como que nunca se ha sido heredero y no se estará sujeto al Impuesto de Sucesiones. En cambio, si se produce después de la prescripción del impuesto, la herencia será considerada como una donación y el heredero, por tanto, sujeto al pago de impuestos.

¿Cuánto cuesta renunciar a una herencia?

Al igual que sucede con la aceptación de una herencia, la renuncia también costará. En concreto, se deberán de asumir costes de gestión en Notaría y de escritura pública, pues se debe dejar constancia de que no seremos nosotros los que recibiremos dichos bienes.

 

De esta forma, ya sabemos que existe la posibilidad de renunciar a una herencia y las claves para hacerlo. Además, es recomendable que si tienes pensado rechazar la herencia que te toca, tengas un poco de cuidado antes de hacerlo porque hay una serie de actos que pueden provocar la aceptación tácita de la herencia, que consiste en la aceptación de forma implícita de los derechos y obligaciones de la herencia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No