Tania Díaz
Requisitos para avalar préstamos

Para actuar como avalista y ofrecer un aval en una operación de préstamo o crédito, es necesario contar con una solvencia adecuada. Además la entidad financiera solicitará que se cumplan una serie de requisitos económicos y personales. Estas condiciones en su mayoría son genéricas para todo tipo de avalistas, aunque dependiendo del tipo de operación que se avale, la entidad financiera será más o menos exigente en sus criterios.

Actuar como avalista supone además una serie de obligaciones y limitaciones que es importante conocer antes de avalar ningún tipo de operación. Te contamos aquí todo lo que debes saber para ser avalista. Así como los requisitos que normalmente solicitan las entidades financieras para actuar como aval.

Condiciones que debes cumplir avalar un préstamo

Para ser avalista la entidad financiera exigirá cumplir con una serie de requisitos relacionados con la situación económica y personal de la persona que actuará como aval. Aunque algunos de estos requisitos dependen del tipo de operación financiera, son principalmente los siguientes:

Solvencia económica

En primer lugar, la persona que quiera avalar una operación de crédito, debe contar con la adecuada solvencia económica. Esta solvencia debe ser como mínimo tan buena como la del solicitante y futuro deudor. Además, debe permitir asumir la deuda que se está avalando en caso de impago.

Solvencia patrimonial

Además de solvencia económica, las entidades financieras buscan que los avalistas cuenten con algún tipo de patrimonio, especialmente propiedades inmobiliarias libres de carga hipotecaría. Lo que ofrece una mayor garantía para el banco o caja de ahorros, sobre todo en los casos en que se avala una hipoteca o en aquellas operaciones financieras de gran importe.

Historial crediticio

Uno de los aspectos más valorados por las entidades financieras es contar con un historial crediticio impecable. Este historial se verifica por la entidad financiera con el informe emitido por la CIRBE (Central de Información de Riesgos de España), motivo por el cuál es importante ser sinceros con la entidad a la hora de informar sobre estos aspectos.

Ingresos estables




El último requisito que establecen los bancos y cajas de ahorro para actuar como avalista es contar con unos ingresos estables. Estos ingresos se acreditan normalmente con las tres últimas nóminas en las que se comprobará el nivel de ingresos. Así como, con una copia de la vida laboral que demostrará la estabilidad laboral necesaria.

¿Existe una edad mínima para ser avalista?

Aunque existen excepciones la norma general es que para ser avalista en una operación de crédito hay que ser mayor de edad, como mínimo. Decimos como mínimo porque si tenemos en cuenta cuáles son los requisitos para ser avalista, es muy difícil tenerlos todos cuando se acaba de cumplir la mayoría de edad.

¿Qué debes saber para ser avalista?

Para ser avalista es fundamental conocer las consecuencias que esto supone para la persona que avala. Tanto en el momento de la firma como a la larga.

  • En primer lugar el avalista debe saber que si actúa como aval personal garantizará el importe íntegro del préstamo hasta su vencimiento. Esta garantía se realizará sobre todo su patrimonio presente y futuro.
  • Por otro lado, es importante saber que actuar como aval también consume riesgo. Es decir, que cuando actuamos como aval a efectos de otras entidades financieras somos deudores. Esto puede suponer un gran prejuicio si en el futuro el avalista necesita para sí un préstamo o crédito, pues ya figurará la carga que asume con el aval en el informe de la CIRBE.

Es importante tener claro estos dos aspectos antes de avalar cualquier tipo de operación de préstamo, además de analizar todos los pros y contras que puede suponer actuar como avalista. Si ya sabes cuáles son las condiciones y requisitos para ser avalista, solamente te queda valorar si puedes o no avalar la operación.

¿Cómo conseguir préstamos sin aval?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No