Tania Díaz
Cómo invertir en Socimis

Las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario o Socimis son un tipo de sociedad anónima. Su particularidad es que basa su actividad en la compra, promoción y rehabilitación de bienes inmuebles de naturaleza urbana para su posterior arrendamiento.

Las Socimis cotizan en el mercado regulado español o europeo, por lo que se puede invertir en ellas. Estas sociedades de inversión en el mercado inmobiliario se regulan en España de acuerdo a la ley 11/2009 y su posterior modificación del año 2002. Este tipo de sociedad llegó a España emulando a los Reit que aparecieron en Estados Unidos en los años 60.

¿Cómo entrar en una Socimi?

Para entrar en una socimi es necesario contar con un patrimonio bastante elevado, por lo que además de tener un conocimiento alto sobre el mercado. Se necesita un patrimonio que ronde los 300.000 euros.

No obstante, cualquier inversor puede participar en la inversión de una Socimi con un patrimonio mucho más reducido, adquiriendo acciones de una socimi como se adquieren títulos de cualquier otra empresa que cotiza en bolsa. Esta opción se puede realizar invirtiendo cualquier cantidad económica y ademas requiere un menor conocimiento sobre el mercado. Aunque los expertos recomiendan que este tipo de inversores recurran a la diversificación y no destinen a la inversión en acciones de Socimis todo su capital disponible, con el fin de limitar el riesgo y maximizar los beneficios.

Claves para obtener beneficios con las Socimis

Con el fin de obtener la máxima rentabilidad invirtiendo en una Socimi se recomienda tener en cuenta una serie de aspectos, como conocer el mercado de las Socimis y sus especializaciones, tener en cuenta los gastos que supone este tipo de inversión y diversificar el capital disponible para invertir.

Conocer el mercado




Las Socimis cotizan en el mercado alternativo bursátil o MBA, tanto en el español como en el europeo, por lo que a la hora de comprar acciones de una socimi. Al igual que ocurre con las acciones de cualquier empresa, es recomendable contar con ciertos conocimientos sobre el mercado en cuestión, conocer su evolución y tendencia. Así como la situación general en que se encuentra el mercado del alquiler.

Tener en cuenta los gastos

Un error habitual a la hora de invertir es no contemplar los gastos que supone este tipo de inversión. Lo que supondrá una importante reducción de la rentabilidad que se espera obtener. La compra venta de acciones o títulos de una Socimi supone una serie de gastos implícitos como la comisión por custodia y otra serie de costes asociados que se deben tener en cuenta desde el momento en que se va a realizar la inversión.

Diversificar la inversión

Tal y como hemos indicado anteriormente la diversificación es la clave para reducir la exposición al riesgo de un patrimonio. En el caso de las Socimis se recomienda no invertir más del 10% del capital disponible para la inversión, dedicando un mínimo del 5% a la inversión, con el fin no solo de limitar la exposición al riesgo, sino también para poder obtener la máxima rentabilidad en las inversiones.

Contemplar la especialización

Las Socimis se especializan en diversos nichos de actividad relacionados con el alquiler de activos inmobiliarios. Para invertir en este tipo de empresas se deben contemplar las diversas especializaciones que existen. Sabiendo que existen Socimis especializadas en todo tipo de inmuebles. Como pisos, viviendas rurales, hoteles, naves e incluso inmuebles para oficinas y negocios. Por lo que es recomendable conocer la evolución y el mercado de cada una de las especializaciones antes de invertir en una socimi.

 

De esta forma, ya conoces las diferentes opciones que tienes para acceder a las Socimis y los consejos para hacerlo correctamente. Si no te convence puedes consultar los diferentes tipos de inversiones inmobiliarias de las que dispones para conseguir beneficios en este sector.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No