Definición de Oferta agregada

El concepto de Oferta Agregada (OA) hace referencia en macroeconomía a la producción que estarían dispuestas a vender las empresas a partir de un nivel medio de precios, unos determinados costes y unas determinadas expectativas empresariales. A grandes rasgos, las compañías desearán vender toda su producción a unos precios lo más elevados posibles. No obstante, tanto los costes de producción como las expectativas empresariales puede ser determinantes en este contexto.

El juego de la oferta agregada y la demanda agregada condicionan a corto plazo la capacidad de producción, el empleo y el índice de precios de la economía de un país, a pesar de que el crecimiento de la economía a largo plazo, depende más de la oferta agregada. A continuación, veremos con más detalle cuáles son los factores que influyen en la oferta agregada de una economía.

Variables que determinan la oferta agregada

El comportamiento de los agentes económicos de un país tienen una clara influencia en las curvas de la oferta y la demanda de esa economía. En este caso, vamos a ver cuáles son las variables que afectan a la oferta agregada de la economía de un país:


  1. El nivel medio de precios: se trata del factor que más afecta al comportamiento de la oferta agregada. Si los precios suben, los beneficios tenderán a incrementarse, mientras que si los precios disminuyen, sucederá lo contrario. Además, unos precios bajos podrían aumentar la demanda agregada y, con ello, los beneficios empresariales. Con todo, resulta esencial estudiar cuál es el precio adecuado de los bienes o servicios.
  2. Los costes de producción: son la suma del coste de los factores de producción y el coste de la combinación de estos factores (la tecnología o la mano de obra empleadas). Al aumentar el precio de los recursos empleados y la tecnología, los beneficios tenderán a disminuir y, con ello, la oferta agregada desciende.
  3. Las expectativas empresariales: la oferta agregada también determina los objetivos empresariales. Por ejemplo, cuando un país vive una coyuntura económica favorable, las empresas aumentarán su inversión, aunque esto no será así en el caso de que el país atraviese un periodo de crisis económica o conflictos políticos y sociales.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No