Definición de Crisis

El significado de crisis en el ámbito de la economía hace referencia a los periodos en los cuales el sistema financiero atraviesa por una situación delicada durante un espacio de tiempo prolongado.

Cuando se habla de crisis económica implica una serie de cambios negativos en las principales variables económicas, sobre todo en el Producto Interior Bruto (PIB) y el empleo. Sin embargo, resulta complicado definir con exactitud cuándo una económía ha entrado en un periodo de crisis.

Las diferentes acepciones que aporta la Real Academia Española sobre el término crisis se refieren sobre todo a cambios bruscos y a la aparición de importantes dificultades en algún aspecto de la vida. Por lo tanto, debe utilizarse el concepto crisis económica para las situaciones en los que los problemas económicas se prolonguen en el tiempo y no sean algo transitorio.

Dos aspectos destacados que definen a las crisis económicas son la inestabilidad que afectan a los mercados y las consecuencias que provocan en los sectores en los que surge en un comienzo y que acabarán arrastrando al resto del sistema a continuación.

Entre los síntomas más frecuentes para identificar el comienzo de una crisis se encuentran la destrucción de empleos, la devaluación de divisas o destacadas fluctuaciones de tipos de interés.




Las crisis económicas pueden ser aisladas o concentradas en un sistema económico o sector. También existe el riesgo de que se extienda a un ámbito más global como ocurrió con la que afectó a la economía mundial en 2008 y años posteriores.

Tipos de crisis económica

Hay varias clases de crisis económicas, siendo las más destacadas las siguientes:

  • Crisis financiera
  • Burbuja económica
  • Crisis de balanza de pagos
  • Crisis de deuda

En el momento en que estos síntomas se alargan en el tiempo pasaría a hablarse de recesión o de depresión económica. El primer término se emplea cuando hay dos trimestres consecutivos con datos económicos negativos, mientras que la depresión económica hace referencia a amplios periodos de decrecimiento.