Juanma Caurin
Diferencia entre plan y fondo de pensiones

Si estás pensando en contratar un plan de pensiones, o simplemente quieres conocer cómo funciona este producto financiero con el que resguardar los ahorro de tu jubilación, es necesario conocer la terminología exacta. En muchas ocasiones, utilizamos los conceptos de plan de pensiones y fondos como sinónimos, sin embargo, debemos ser conscientes que no lo son. Nuestros dinero es muy importante, y más los ahorros que nos permitirán tener una estabilidad económico cuando termine nuestra vida laboral. Por ello, queremos que conozcas cuál es la diferencia entre los planes de pensiones y los fondos de pensiones, para conocer cómo funciona este tipo de productos.

¿En qué se diferencia un plan de pensiones de un fondo de pensiones?

Los  dos conceptos forman parte de los sistemas de pensiones privados que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo, mientras los planes de pensiones son productos que pueden utilizar cualquier persona, un fondo de pensiones es el lugar donde se une y gestionan el dinero de los diferentes planes de pensiones, es decir, el vehículo de inversión para poder aportar las rentabilidades que ofrecen. Para entenderlo perfectamente, vamos a explicar qué es cada uno de ellos.

Un plan de pensiones es un producto de ahorro e inversión a largo plazo en el que las personas van depositan las cantidades de dinero que quieren ahorrar para poder garantizar su estabilidad económica tras su jubilación. Aunque debemos recordar que los sistemas de pensiones privados no sustituyen, en ningún caso, al sistema público de pensiones, sino que es complementario.

Además, estos ahorros ofrecen una rentabilidad a sus titulares dependiendo del riesgo que quieren asumir. Para ello, existen diferentes tipos de planes de pensiones que pueden invertir en renta fija o renta variable. Pero, ¿cómo se obtiene la rentabilidad que ofrecen los planes de pensiones? Ahí es donde entra en juego el fondo de pensiones.

¿Cómo se gestiona el dinero de los planes de pensiones?




Los fondos de pensiones son, según la ley que los regula, “patrimonios creados al exclusivo objeto de dar cumplimiento a planes de pensiones, cuya gestión, custodia y control se realizarán de acuerdo con este reglamento”. Este instrumento financiero se utiliza únicamente para canalizar los derechos y obligaciones de los planes de pensiones.

Para que lo entendamos perfectamente, son fondos que reúnen el dinero de los planes de pensiones de forma conjunta para realizar inversiones y así otorgar la rentabilidad de los planes de pensiones. Es como un tipo de fondo de inversión, que está creado única y exclusivamente para poder ofrecer el producto de los planes de pensiones. De forma que si un plan de pensiones ofrece una rentabilidad del 4%, el dinero de las aportaciones se incluirá en un fondo de pensiones con el objetivo de realizar inversiones que permitan a la entidad financiera ofrecer la rentabilidad ofrecida.

Sin embargo, como ya hemos comentado anteriormente, cada plan de pensiones ofrece una rentabilidad diferente. Esto se debe a que también existen diferentes fondos de pensiones con características diferentes y definidas, de forma que el inversor sabe cómo se va a invertir su dinero. Mientras unos invierten en renta fija y ofrecen unas rentabilidades más bajas, existen otros fondos de pensiones con mayor riesgo que invierten en productos de renta variables y pueden llegar a ofrecer rentabilidad más altas, aunque también pueden generar pérdidas.

¿Y cómo invierten el dinero estos fondos de pensiones? Pues los fondos de pensiones, aunque no poseen personalidad jurídica, están dirigidos por una Sociedad Gestora que se encarga de decidir en qué se invierte el dinero de los fondos de pensiones con el objetivo de conseguir la mayor rentabilidad. Esta gestora es totalmente independiente de los acreedores de los fondos, y no responde ante las posibles pérdidas o deudas que puedan generar con el dinero invertido.

De esta forma, se ve claramente cuál es la diferencia entre los planes y fondos de pensiones, mientras que uno es el producto financiero para que las personas puedas gestionar su ahorro, el otro es el lugar al que se dirige su dinero, donde se aglutina con el dinero de otros planes, con el objetivo de realizar inversiones conjuntas y aportar una buena rentabilidad a esos planes. Sin embargo, el usuario solo podrá ser partícipe de su plan de pensiones, a pesar de que dependa directamente de cómo se gestione el fondo de pensiones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No