Tipos de plan de pensiones

Cuando nos planteamos la posibilidad de invertir en un plan de pensiones con el objetivo de garantizar una jubilación más cómoda, es necesario informarse bien de cuáles son las características, funcionamiento, modalidades y todo lo que vaya a afectar a nuestra inversión. Esto es fundamental para no tener sorpresas con los ahorros de toda una vida. Por ello, aquí te mostramos los diferentes tipos de planes de pensiones que existen, para que valores cuál es el que mejor se adecua a lo que buscas.

Clases de planes de pensiones

Aquí podrás encontrar la clasificación de planes pensiones según los diferentes parámetros a los que atendamos:

Planes de pensiones según los promotores

Según las personas u organizaciones que promueven un plan de pensiones podemos encontrar:

  • Planes de pensiones individuales: son los planes de pensiones convencionales que las personas físicas contratan con entidades financieras para invertir y conseguir una jubilación más cómoda en el ámbito económico.
  • Planes de pensiones de empleo: estos sistemas de planes de pensiones son promovidos por las empresas u organizaciones para sus propios empleados. Provienen de un compromiso con la empresa de asegurar su futuro después de la jubilación. Las aportaciones pueden ser realizadas por la empresa o los propios titulares.
  • Planes de pensiones asociados: los utilizan los sindicatos, gremios o asociaciones para sus propios afiliados. Solo los titulares, que son los propios socios, pueden realizar aportaciones al plan.

Planes de pensiones según las aportaciones y prestaciones

Dependiendo de las aportaciones y las garantías futuras que ofrezca el plan distinguimos:



  • Planes de aportaciones definidas: en estos planes de pensiones se acuerda una aportación periódica que el titular deberá cumplir, y pueden ser realizados por cualquier promotor. En este caso, no se decide de forma anticipada las prestaciones que tendrá el plan de pensiones en el futuro, por lo que el titular recibirá el dinero invertido más la rentabilidad producida. Sin embargo, esta rentabilidad puede ser negativa o positiva, según los resultados obtenidos por los gestores del plan.
  • Planes de prestaciones definidas: esta modalidad solo sirve para las clases de empleo y asociados. De esta forma, el rescate del plan asegura la recuperación total del dinero invertido y una rentabilidad fijada al comienzo de la inversión.
  • Planes mixtos: también están dirigidos a las modalidades de empleo y asociados. En este caso, se mezclan en un mismo plan de pensiones, características de los dos anteriores. Así, el plan ofrece una rentabilidad mínima en el momento del rescate, pero se fija también una cantidad fija de forma periódica.

Planes de pensiones según las inversiones

En relación a la política de inversión que utilice el plan de pensiones para ofrecer rentabilidad a los titulares se pueden diferenciar:

  • Renta fija a corto y largo plazo: se realizan inversiones en renta fija de en productos públicos y privados. Estos planes de pensiones poseen una menor rentabilidad porque su riesgo también es muy bajo.
  • Renta fija mixta: mezclan las inversiones en renta fija y variable. Sin embargo, las inversiones en renta variable no pueden superar el 30% del dinero total del plan.
  • Renta variable: se realizan inversiones en renta variable. El riesgo de estos planes suele ser alta, ya que ofrecen rentabilidad elevadas para los titulares del plan de pensiones.
  • Renta variable mixta: se alternan la inversiones en renta fija y variable. Las inversiones en renta variable oscilan entre un 30% y un 75% del total de plan de pensiones.
  • Garantizados: ofrecen a los titulares la garantía de que recibirán el total del dinero invertido, siempre que mantengan sus ahorros hasta la fecha de vencimiento. La rentabilidad de estos productos suele ser muy baja, ya que el riesgo para los inversores es mínimo.

Ahora que ya sabes los diferentes tipos de planes de pensiones que existen, ya puedes elegir cuál es la modalidad que más te interesa o se ajusta a tus necesidades. Si tienes dudas es conveniente consultar con un experto los temas sobre aportaciones o la forma de recuperar el dinero.