Victoria Becerra
Alquiler con aval

En algunos contratos de alquiler se incluye la figura del fiador o avalista. Es una garantía adicional a la fianza en metálico y garantiza el pago de las mensualidades del alquiler al propietario o arrendador en caso de que el inquilino no pueda hacer frente a las mismas.Para que un contrato de alquiler contemple está figura es necesario añadir una cláusula adicional al mismo.

Es importante dejar claro que la fianza del alquiler no es lo mismo que el aval, ya que son términos que ciertas personas confunden.

¿Qué es aval en un contrato de alquiler?

Es normal que muchos propietarios quieran asegurarse del pago de las cuotas mensuales. Por eso, además de pedir garantías de ingresos a los inquilinos y una fianza puede solicitar un aval. Un aval no es más que una garantía de pago, un compromiso del cumplimiento de las obligaciones principalmente dinerarias, a favor de un tercero.

El aval monetario en un contrato de alquiler es el compromiso que un tercero adquiere y por el que presta su consentimiento voluntario a hacerse cargo una deuda si la persona que la ha contraído no puede. En el caso de los alquileres, se compromete a hacer frente al pago de las mensualidades y otros conceptos de carácter económico acordados en el contrato si el inquilino no puede.

Dos son los tipos de avales que se pueden incluir dentro de un contrato de alquiler:



  • Avalista personal solidario: modalidad en la que sea una persona física que garantiza el pago.
  • Aval bancario: el aval bancario está emitido por las entidades financieras.

¿Qué obligaciones adquiere el avalista personal solidario en un contrato de alquiler?

Independientemente del tipo de avalista, en todos los casos, deberá hacer frente a las obligaciones de pago del deudor. Además, el inquilino podrá reclamarle la deuda del inquilino directamente.

Las obligaciones del avalista personal solidario terminan en caso de fallecimiento del mismo o cuando termine el contrato de alquiler. En caso de querer eliminar la cláusula del avalista del contrato de alquiler, se deberá modificar el mismo para que este quede libre de sus obligaciones.

Por todo esto, es necesario conocer cuáles son los requisitos y condiciones para ser avalista antes de aceptar esa responsabilidad, para no tener problemas y sorpresas en el futuro.

Modelo de contrato de arrendamiento con aval

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No