Tania Díaz
Clasificación de avales

Los avales son un tipo de contrato en el que una persona o entidad actúa como garantía de pago de otra. Cuando se formaliza un aval el acreedor obtiene la garantía de pago de un tercero ajeno a la operación. De esta forma si el deudor no paga el acreedor puede requerir el pago al avalista.

Cuando se formaliza un aval intervienen en el contrato dos figuras. El avalista que es la persona que actúa como garante en caso de impago. El avalado que es aquel que contrae la deuda o se obliga a un determinado pago y solicita la garantía del avalista. Además siempre que se formula un aval aparece la figura del acreedor. Sin embargo, existen diferentes tipos de avales que poseen características diferentes.

Clases de Avales

Podemos clasificar los tipos de avales de dos formas. En función del tipo de avalista, es decir de la persona o entidad que emita el aval. Y también en función del tipo de obligación que se garantice con el aval ya sea esta económica o no.

Tipos de avales en función del avalista

En base al tipo de avalista podemos clasificar los avales en personales o bancarios.

Avales personales

Los avales personales se dan cuando una persona física o jurídica garantiza el pago de una operación, normalmente de crédito. Este tipo de aval es el más utilizado en el caso de hipotecas. El aval personal es gratuito por lo tanto el avalista no recibe una contra prestación económica por actuar como garantía. Cuando se otorga un aval personal el avalista responde en caso de impago por parte del deudor, con todo su patrimonio presente y futuro hasta el pago total de la deuda.

Avales bancarios




Los avales bancarios como su propio nombre indica los emite una entidad financiera como bancos o cajas de ahorros. Este tipo de aval es el más utilizado en contratos de alquiler o compraventa de viviendas sobre plano. El aval bancario tiene un coste para la persona o empresa avalada. Es decir, el avalista si recibe una contra prestación por la garantía de pago que ofrece. Los avales bancarios se formalizan por un importe determinado y durante un plazo previamente establecido.

Tipos de avales en función de la garantía

En función del tipo de garantía que cubre el aval podemos distinguir entre avales económicos o avales técnicos.

Aval económico

El aval económico es aquel en el que una entidad financiera garantiza un pago que se realizará en el futuro. Este tipo de aval se formaliza por un determinado importe y plazo de tiempo. El aval económico es el más utilizado en los pagos fraccionados con la administración pública, como la Agencia Tributaría o la Seguridad Social.

El aval económico también sirve como garantía en la emisión de pagares y otros tipos de instrumentos de deuda en los que se garantiza el pago. Este tipo de aval tiene un coste para el avalado. Normalmente el coste se traduce en una comisión basada en el riesgo que asume la entidad avalista.

Aval técnico

El aval técnico es un tipo de aval en el que no se garantiza una cantidad económica sino el cumplimiento de un acuerdo o servicio. Este tipo de aval lo ofrecen normalmente empresas denominadas sociedades de garantía recíproca. Estas entidades financieras ofrecen avales que sirven como garantía en operaciones de diversa índole, principalmente en concursos públicos, subastas de obras y otros procedimientos administrativos.

El aval técnico cubre un incumplimiento no económico, como puede ser la realización de un determinado servicio. Actúa como una especie de indemnización en caso de incumplimiento por parte de la persona avalada. El aval técnico al igual que el económico supone un coste para el avalado.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No