Definición de Contraprestación

David Méndez

Una contraprestación es el compromiso de una determinada persona o empresa de realizar un pago a su contraparte por una transacción. Es decir, la retribución que se percibe por la entrega de dinero, mercancía o un servicio.

La contraprestación viene seguida, primero, tras haberse provocado una prestación. Es decir, que previamente a la contraprestación se haya producido una prestación de algún producto o servicio que un cliente haya contratado y tenga que devolverlo.

Como podemos ver, este concepto está directamente relacionado con el tema de financiación de productos o servicios. De igual forma, será conveniente que veamos aquellas características más destacadas que se presentan en las contraprestaciones.

Características de la contraprestación

Las características más destacadas de la contraprestación son:


  • La contraprestación nace como acuerdo entre ambas partes de una operación: deudor-acreedor o vendedor-comprador.
  • La contraprestación puede estar compuesta por una cantidad económica o transacción de activos. Al producirse esta operación, cabe la posibilidad de combinar ambas modalidades.
  • El periodo de la contraprestación no es fijo: se puede prolongar o modificar, dependiendo de las cuotas que se hayan acordado entre las partes. Si se trata de un préstamo y se prolonga mucho en el tiempo, los intereses crecen.
  • A diferencia de la compra, la contraprestación permite al vendedor entregar el bien o servicio en un determinado plazo (cuando se hayan completado las cuotas, por ejemplo).
  • Los intereses moratorios surgen cuando se demora la cuota pendiente de un préstamo, además de poderse perderse el derecho a futuros préstamos por la falta de pago de dicha persona.
  • La falta de contraprestación significa incumplimiento de contrato, llevando consigo demandas legales y económicas contra el infractor.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No