Tania Díaz
Requisitos del aval bancario

El aval bancario es un tipo de aval que se contrata con una entidad financiera, banco o caja de ahorros. Los avales bancarios sirven como garantía ante el cumplimiento de alguna obligación económica.

Si existe un aval y se produce un impago, será la entidad financiera la que asuma su cuantía hasta llegar al importe del aval. Teniendo desde ese momento el avalado que pagar dicho importe a la entidad financiera y no al acreedor.

Este tipo de avales se formalizan normalmente para aportar una garantía adicional en contratos de alquiler, compra ventas aplazadas, créditos hipotecarios y operaciones comerciales entre proveedores y clientes.

Te contamos a continuación todos los detalles sobre los avales bancarios. Cómo funcionan, cómo puedes conseguir uno y cuál es el coste de contratar un aval bancario.

¿Cómo funcionan los avales bancarios?

Los avales bancarios tienen una serie de peculiaridades y características que los definen.

Contrato de aval

El aval se formaliza en un contrato en el que intervienen tres figuras. Avalado, avalista y beneficiario o acreedor.

  • Avalado: Aquel que solicita el aval y lo costea.
  • Avalista: Entidad financiera que emite el aval actuando como garantía.
  • Acreedor o Beneficiario: El que recibe la garantía del aval y con ella el compromiso de pago de la entidad financiera.



Plazo del aval

Los avales se contratan normalmente por un periodo de tiempo determinado el cual queda reflejado en el propio contrato de aval, por lo que a partir del momento de su vencimiento el aval deja de ser efectivo.

Coste del aval

El aval bancario tiene un coste variable para el avalado. Este coste se calcula por la entidad financiera en base al riesgo asumido en el contrato de aval. También influye el plazo de duración, el importe y el tipo de obligación de pago.

Importe del aval

Los avales se contratan para garantizar un importe máximo que se acuerda previamente. En caso de impago el aval solo cubrirá al acreedor hasta el importe fijado en el aval.

¿Cuánto cuesta un aval bancario?

El aval tiene un coste para el avalado. Este importe variará en función del valor del aval, el plazo de duración e incluso el tipo de cliente. No obstante y de forma aproximada el coste de un aval se desglosa en los siguientes conceptos y porcentajes. Estos se calculan sobre el importe total del aval:

  • Comisión por riesgo: Esta comisión es la más variable. Depende directamente del riesgo que asume la entidad con la emisión del aval. Se suele revisar cada seis o doce meses.
  • Comisión de apertura: Una comisión que se carga cuando se formaliza el aval y que ronda el 0,75% del importe avalado.
  • Comisión de estudio: Esta comisión es similar a la que se cobra por el estudio de operaciones de crédito. Suele rondar el 0,50% del importe avalado.

¿Cómo conseguir un aval bancario?

El aval bancario se formaliza con una entidad financiera, banco o caja de ahorros. Para aprobar la concesión del aval la entidad financiera realiza un análisis de riesgo, como si de una operación de crédito se tratase, analizando no solo el importe a avalar sino el plazo de duración del aval y el tipo de compromiso que asume el avalado con su acreedor.

Para lograr que la solicitud de aval sea aprobada es importante dirigirse a una entidad financiera con la que se tenga algún tipo de relación comercial previa, pues de esta forma es más fácil demostrar que se cuenta con la solvencia necesaria y con un historial crediticio adecuado. En el peor de los casos algunas entidades aprueban la solicitud de aval con condiciones, como puede ser la solicitud de consignación por parte del avalado de una parte del importe del aval.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No