Consolidar tarjetas de crédito

Para comenzar a hablar de consolidación y refinanciación de deudas, es necesario saber que las deudas con tarjetas de crédito son uno de los créditos más caros. Esto supone que estás pagando unos intereses muy altos por el dinero que te prestan.

Siempre que te sea posible, que si tienes diversas deudas con tarjetas de crédito o créditos al consumo, por los te paras muchos intereses, lo más probable es que te convenga solicitar un préstamo personal, y pagar con éste las deudas con tarjetas de crédito y créditos al consumo.

La razón es que con un préstamo personal, en caso de que te lo concedan por tener unos ingresos estables, los intereses que vas a pagar por el dinero que presta son muy inferiores.

Una alternativa o a lo anterior es consolidar deudas con tarjetas de crédito. En este caso, en lugar de solicitar un crédito personal lo que se está haciendo es exponer a la entidad financiera con la que se va a contratar por negociar la consolidación o reubicación de deudas, tu situación financiera con las distintas deudas con tarjetas de crédito y otras, al objeto de unir las de todas en un crédito único, que será el crédito de consolidación de deudas.

¿Qué hacer para consolidar las deudas de tarjetas de crédito?

Conviene recordar que se entiende por consolidación la agrupación de las diversas deudas que tiene una persona, tanto en tarjetas de crédito como en otros tipos de préstamos, al objeto un de tener una única cuota mensual.

Como cualquier otra operación que podrá realizar con entidad financiera o empresa de capital privado, tiene tanto ventajas como desventajas. Por lo que vamos a señalarte que a continuación cuáles son unas y otras.

Ventajas y desventajas de reunificar deudas de tarjetas de créditos

La reunificación de las deudas generadas con la tarjeta de crédito te ofrecerá una serie de beneficios, pero también tiene riesgos para el solicitante.

Beneficios de la consolidación de deudas de tarjetas de crédito

Entre los diferentes beneficios que presenta la consolidación de deudas podemos encontrar:



  • Tener una única cuota mensual que va a permitir organizarte mejor y saber en todo momento que cantidad vas a tener que pagar al mes.
  • Puesto que, como hemos señalado anteriormente, las deudas de las tarjetas de crédito tienen unos intereses muy altos, ya que ofrezcan la consolidación un préstamo personal o en un préstamo hipotecario o línea de crédito con garantía de un inmueble, los intereses que vas a pagar son mucho menores.
  • Como consecuencia de la reducción del tipo de interés probablemente el monto mensual que pagues sea también más pequeño, lo que va a facilitar que no tengas más impagos.
  • Si no has devuelto ningún recibo antes de negociar la consolidación de deudas de las tarjetas de crédito y tienes un buen historial crediticio, éste se mantendría con la consolidación de deudas.

Inconvenientes de la consolidación de deudas con tarjetas de crédito

Sin embargo, no todo son ventajas, ya que también existen diferentes inconvenientes.

  • Es posible que el plazo de crédito consolidado sea superior al resto de los créditos, por lo que aun cuando el tipo de interés baje puede darse el caso de que el pago total de intereses sea superior.
  • Por otro lado, en caso de no satisfacer todos los gastos asociados con el nuevo crédito consolidado en el momento de contratarlo, el importe de la deuda se incrementará con la dirección de dichos gastos, a los que se aplicarán los correspondientes intereses.
  • Si lo único que hace es transferir saldos de una tarjeta otra, al objeto de agruparlos, también se verán incrementadas las tarifas por la transferencia entre tarjetas.
  • Además, no es conveniente en seguir haciendo compras con la misma tarjeta la que se han trasladado los saldos, ya que no se le aplicará periodo de carencia a las nuevas compras, y estas comenzarán a devengar más intereses.
  • En el caso de que en el crédito consolidado tuviese la forma de una crédito hipotecario o una línea de crédito con la garantía de su vivienda, en caso de impago, podría arriesgar esta última. Circunstancia que no ocurría de forma directa en el caso de deudas con préstamos personales o deudas con tarjetas de crédito.
  • Es posible que una consolidación de deudas de tarjetas de crédito se interprete de forma negativa en cuanto sectorial crediticio o al riesgo de un prestamista o entidad financiera tiene al prestarle a usted dinero.

Lo importante es que si te decides por la consolidación de las deudas de una tarjeta de crédito, ésta sea una solución para tu problema y no un parche temporal para encontrar después con un problema financiero mayor.