Tania Díaz
Cómo invertir en oro físico

El oro es uno de los activos que cuenta con una de las evoluciones más estables del mercado de valores. Además, el oro participa en diversos sectores más allá de la inversión, como la tecnología o la joyería. Esto facilita que se mantenga sobre él una demanda constante, lo que les confiere una mayor estabilidad de cara a los inversionistas, incluso en épocas de crisis o recesión.

El oro mantiene su tendencia a la alza, lo que sumado a la facilidad con que se realiza su compra venta, da como resultado un activo muy atractivo para la inversión. Tanto de grandes como de pequeñas carteras inversionistas. La inversión en oro se puede hacer de diferentes formas.Si quieres saber cuáles son las claves para invertir en oro físico, continúa leyendo esta entrada en la que te contamos los principales motivos para invertir en oro.

Razones para invertir en oro físico

La exención del IVA, los reducidos costes asociados que conlleva este tipo de inversión o su liquidez son algunas de las razones que motivan a los inversionistas a destinar parte de su capital a las inversiones en oro físico.

Exención de IVA

La compra de oro físico está exenta del pago de IVA. Algo que no ocurre con otro tipo de metales preciosos que si tributan y además lo hacen con el tipo más elevado, el 21%. La exención del pago de impuestos sobre el valor añadido es sin duda una de las grandes ventajas de invertir en oro físico, respecto a la inversión en otro tipo de metales preciosos, como la plata o el platino. Que supondrían un desembolso un 21 % más elevado para la misma inversión.

Todo tipo de inversionistas

La compra de oro físico para invertir se puede realizar sin necesidad de contar con un gran capital. Las compraventa de oro en efectivo se realiza por piezas que van desde el gramo de peso al kilo. Existiendo también piezas medidas en onzas que pesan aproximadamente unos 31 gramos. El precio del gramo de oro ronda los 33 €. Por lo que se puede invertir en oro físico aunque se cuente con una pequeña cantidad de dinero. Aunque cabe tener en cuenta que en el caso de oro, su precio se reduce a medida que aumenta el tamaño de la pieza. Las inversiones en oro físico se pueden realizar en efectivo hasta los 2.500,00 €


Diversificar la inversión

El oro físico es el activo idóneo para diversificar una cartera de inversión, destinando parte de ella para activos en oro a largo plazo. Los expertos aconsejan que se diversifique la cartera de inversión destinando un mínimo del 10% al oro físico. Siempre a largo plazo, ya que en el caso del oro físico las inversiones a largo plazo favorecen la obtención de rentabilidad en la inversión. Por lo que se aconseja que las inversiones de este tipo no se realicen con fines puramente especulativos.

El activo más líquido

El oro es sin duda alguna el activo más similar al dinero en efectivo. Es el activo más líquido del mercado de valores. El oro proporciona total liquidez, ya que se puede vender en cualquier parte del mundo y de manera inmediata. Se puede regalar o incluso heredar. Además en pequeños volúmenes es fácilmente transportable.

Costes de inversión reducidos

Otra de las grandes ventajas que tiene la inversión en oro físico a pequeña escala es que no cuenta con ningún otro gasto asociado. Si bien es verdad que los grandes inversionistas alquilan cajas fuertes en las que almacenar su oro fisco. Tanto a nivel individual como en cajas fuertes compartidas, destinadas exclusivamente al almacenamiento de oro. Los pequeños inversores pueden almacenar el oro en su propio domicilio. Lo que reduce notablemente los gastos de mantenimiento de la inversión.

 

Ahora que ya conoces las claves para la inversión en oro físico es momento de estudiar cuáles son las inversiones que más te pueden interesar.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No