Tania Díaz
Qué ocurre si no pago la hipoteca

¿Qué ocurre cuando se deja de pagar la hipoteca? ¿Qué consecuencias tiene el retraso en pago de varias cuotas? o ¿Qué problemas ocasiona el impago de la hipoteca? Y lo que es aún más importante: ¿Qué se puede hacer para solucionar esta situación?

Por desgracia muchas familias y hogares se ven o han visto obligadas a plantearse estas preguntas. Al entrar en una situación que no les permite hacer frente al pago de las cuotas de la hipoteca. Esta situación además se ve normalmente agravada por el hecho de que las viviendas hipotecadas son en la mayoría de casos la vivienda habitual.

En esta entrada damos respuesta a estas y otras cuestiones relacionadas con el impago de la hipoteca.

Consecuencias de no pagar la hipoteca

El impago de la hipoteca supone un encarecimiento de la cuotas. El requerimiento de pago por parte de la entidad financiera y en última instancia un proceso de ejecución hipotecaria.

Recargos e intereses por demora

La primera consecuencia directa del impago de una cuota de la hipoteca es el encarecimiento de la misma. Las hipotecas se formalizan con varias cláusulas que especifican el porcentaje de intereses moratorios a cobrar en caso de retraso o impago. Así como, las comisiones a aplicar por estos conceptos.

Estos intereses por mora empiezan a incrementar la cuota al día siguiente de su vencimiento y aumenta conforme pasan los días, si no se realiza el pago. Las comisiones por su parte son normalmente un importe fijo para cada cuota.

Requerimiento de pago

La segunda consecuencia directa del impago de la hipoteca es que la entidad financiera, trascurridos unos días, remitirá al deudor un requerimiento de pago. Intentando que el hipotecado pague las cantidades pendientes. Normalmente a través de una carta certificada o burofax.

Este documento suele incluir además del importe pendiente y una forma de pago, una breve descripción de las consecuencias que supondrá mantenerse en una situación de impago. Así como, un breve plazo de tiempo para ponerse al día con el pago de la cuota o las cuotas pendientes.


Ejecución hipotecaria

La tercera y peor consecuencia que tiene el impago de las cuotas de la hipoteca es una ejecución hipotecaria. Este proceso judicial se inicia a petición del prestatario, el banco o caja de ahorros con el que se ha formalizado el préstamo hipotecario.

Habitualmente las entidades esperan a que se acumulen un mínimo de tres impagos para iniciar el proceso judicial y tal y como ya hemos comentado remiten anteriormente un requerimiento de pago. El mismo servirá a la entidad financiera como prueba de su intento de cobro extrajudicial.

Los procesos de ejecución hipotecaria culminan habitualmente con el lanzamiento y desalojo de la vivienda. Aunque cada vez es más habitual encontrar sentencias favorables para aquellos deudores cuyos contratos hipotecarios contienen clausulas abusivas.

¿Qué soluciones hay si no puedo pagar la hipoteca?

Como hemos visto el impago de la hipoteca tiene consecuencias nefastas para el deudor. Por eso lo más importante es anticiparse, no dar pie a que se inicie la cadena de consecuencias directas que provoca el impago de la hipoteca.

Te proponemos tres soluciones al impago de la hipoteca. Aunque todas ellas dependen de la aceptación de la entidad financiera muchas de ellas han aceptado tras una primera negativa, presionadas por la movilización ciudadana.

  • Carencia: El periodo de carencia de un préstamo es un periodo de tiempo durante el cual no se realiza el pago de amortización, con la consiguiente reducción de la cuota.
  • Dación en pago: La dación en pago supone entregar la vivienda hipotecada a la entidad financiera. A cambio de la cancelación total del capital pendiente de la hipoteca.
  • Novación: La novación de la hipoteca es un cambio en una hipoteca existente, ya sea en el interés el plazo o el número de cuotas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No