David Méndez
Cómo devolver un recibo

La domiciliación de pagos es cada vez más frecuente y común entre los consumidores que tienen pagos periódicos y ven este método como una solución a tener que repetir varias veces la misma operación. Basta con que demos una orden a nuestro banco y a la entidad que genere el recibo para cargarlo directamente de nuestra cuenta bancaria personal.

Puede ser una gran remedio a dicha faena, pero también puede generar problemas. Muchas veces se hacen cargos a nuestra cuenta que no queremos, no nos corresponde pagar o están fuera de plazo. Por ello, deberemos de reclamar dicho recibo que ha sido cargado a nuestra cuenta.

¿Es posible devolver un recibo ya pagado?

La respuesta es sí, se puede devolver un recibo que ya se ha pagado. Pero claro, todo tiene su letra minúscula.

Los plazos de devolución varían dependiendo de que estén o no autorizados (con consentimiento) los recibos. En primer lugar, si existe un recibo de un pago domiciliado que tiene autorización, se podrá reclamar en un plazo máximo de 8 semanas desde que se realizó el cargo a la cuenta del usuario. Por otro lado, si la persona no ha autorizado el trámite de dicha transacción, el tiempo máximo de reclamación es de 13 meses (contando, también, desde que se inició el cargo).

En cuanto a las condiciones que se exigen para que nuestra entidad acepte la acción que se ha llevado a cabo:

  • Que la entidad bancaria o la compañía que ha realizado el cargo no especificaba el precio del producto o servicio de forma exacta.
  • Que la cuantía a pagar era superior a lo que el cliente se le había informado o salga de lo estipulado en el contrato que se firmó.

En estos casos, es recomendable que se compare cuánto ha cambiado de un mes a otro la cuantía del recibo que el cliente suele pagar. También se recomienda que, cada cierto tiempo (o incluso, si es posible cada mes), se revisen las transacciones que se han realizado a través de nuestro banco. En concreto, las domiciliadas para evitar que pasen este tipo de cosas.

Cabe destcar que, al igual que con los recibos, tenemos la posibilidad de cancelar pagos con tarjeta de crédito en determinadas situaciones.


¿Cómo devolver un recibo?

Llegados a este punto, lo que nos interesa saber es cómo proceder a la devolución de un recibo que no nos corresponde o que su cuantía no es la adecuada.

Podemos tomar diferentes alternativas para proceder a dicha devolución. En primer lugar, podremos reclamar la devolución de dicho recibo mediante la página web o app de nuestro banco. Muchas veces desde la propia aplicación de nuestro banco o en la página web podemos realizar la cancelación de dicho pago. Basta con que revisemos dónde se ha realizado los pagos e indicar que se devuelva el pago (el algunos casos, tendremos que justificar el por qué).

Aunque si esta opción no te ha convencido, puedes ir a lo tradicional y personarte a una oficina de tu banco y explicarles lo sucedido: devolver un recibo que no te corresponde, explicando los motivos y el por qué.

En ambos casos, las acciones que se pueden derivar son dos:

  • Que el banco acepte la transacción que has reclamado y en un plazo de unos 10 días te devuelva la cantidad que has solicitado. Dicho período puede variar, pues depende del banco en el que estés, sus condiciones y la entidad con la que has domiciliado el pago.
  • Que el banco deniegue la transacción. En este caso, deberás de ejercer trámites judiciales y/o extrajudiciales para poder reclamar el dinero en caso que ésta petición sea rechazada.

Ahora que ya sabes cómo devolver un recibo, es necesario que conozcas algunas de las posibles consecuencias. Si devuelves un recibo y la empresa que te lo ha cargado admite que se equivoca no ocurrirá nada. Pero si la empresa no está de acuerdo, aunque recibas tu dinero, te seguirás reclamando el importe que considera que le debes y puede llegar hasta la vía legal.

Por ejemplo, cuando ocurren divergencias entre las compañías telefónicas y los clientes, si devuelves el recibo y no pagas lo que debes. Además, de denunciar pueden incluir en las diferentes listas de morosos que existen, lo que te conllevará problemas a la hora de acceder a otros servicios del mismo tipo o te impedirá solicitar financiación bancaria.

Por ello, si alguna vez devuelves un recibo y la empresa no está de acuerdo, es recomendable que consultes si estás en una lista de morosos para saber en qué situación te encuentras en cada momento.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No