Políticas comerciales y económicas de la Unión Europea

Uno de los objetivos de la Unión Europea es velar porque todos sus Estados miembros logren coordinar sus políticas económicas nacionales para hacer frente, entre otros retos, a las posibles crisis económicas y financieras. Asimismo, pretende gestionar las relaciones comerciales con terceros países mediante acuerdos y tratados comerciales con el fin de superar las barreras conexas y mejorar las oportunidades comerciales. Si quieres saber más sobre estos asuntos, a continuación te contamos todo acerca de las políticas económicas y comerciales de la UE, sus criterios de funcionamiento y objetivos principales.

¿En qué se basan las políticas económicas y presupuestarias de la UE?

La Unidad Económica y Monetaria (UEM) establece una interdependencia y una estrecha coordinación de las políticas económicas nacionales de los países miembros de la UE para adoptar medidas relacionadas con la política monetaria, fiscal, presupuestaria, de creación de puestos de trabajo, etc. Asimismo, en el caso de los estados de la Zona Euro, la política monetaria es competencia del Banco Central Europeo, mientras que los países que no pertenecen a esta zona todavía gestionan su propia política monetaria.

Si bien cada uno de los países de la UE debe asumir la responsabilidad de sus políticas en materia económica, estas deben estar coordinadas para asegurar el funcionamiento de la UEM. Fue a partir de la crisis económica de 2008 cuando la Unión Europea puso en marcha una serie de medidas para fortalecer y preservar las economías de la Unión, tales como:

  1. Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza (TECG): entró en vigor en 2013 y se sustenta en tres ejes fundamentales, como son el pacto presupuestario, la coordinación de las políticas económicas y convergencia y el fortalecimiento de la coordinación de la Zona Euro.
  2. Semestre Europeo: se trata de un ciclo anual de políticas para supervisar los presupuestos de la UE, detectar posibles defectos macroeconómicos y abordarlos, y analizar las reformas estructurales de cada estado de la UE.
  3. Unión bancaria integrada: se creó con la finalidad de garantizar la supervisión, resolución y financiación a escala de la UE y controlar que los bancos de la Zona Euro cumplan un código normativo único.

Los principales acuerdos comerciales de la UE

La política comercial es competencia exclusiva de la UE, de manera que únicamente la Unión Europea puede legislar sobre materia comercial y proponer y firmar acuerdos comerciales internacionales. El objetivo de esta decisión es garantizar que los productos importados se vendan a un precio equitativo en la UE y proteger a los productores de la Unión de los perjuicios y de la competencia desleal.




Así, la legislación comercial de la Unión Europea trata de abarcar iniciativas para controlar las inversiones extranjeras directas, poner en marcha medidas antidumping y establecer instrumentos de defensa comercial, principalmente.

Por otro lado, los acuerdos comerciales de la Unión Europea difieren dependiendo de su contenido:

  • Acuerdos de asociación económica (AAE): apoyan el desarrollo de socios comerciales de países de África, Caribe y el Pacífico.
  • Acuerdos de libre comercio (ALC): garantizan una apertura recíproca de los mercados con países desarrollados y economías emergentes.
  • Acuerdos de asociación (AA): refuerzan acuerdos políticos de mayor envergadura.

Puedes encontrar más información sobre las políticas económicas de la UE y sus acuerdos comerciales en estas fuentes: