Definición de Asiento de cierre

La definición de asiento de cierre es la operación a través de la cual se detiene el registro de operaciones de una empresa, para proporcionar una visión del patrimonio, de la situación económica de la compañía y de los resultados en un momento determinado de tiempo.

El asiento de cierre contable pretende hacer igualar numéricamente los saldos deudores con los saldos acreedores o al revés. Una vez que se consiguen los estados financieros, una de las últimas labores a realizar es proceder al cierre de los distintos registros contables usados a lo largo del año económico para archivarlos por espacio de un tiempo determinado.

Concepto de asiento de cierre

El asiento de cierre contable es un registro formal técnico, cuyo propósito es cerrar todas las cuentas que mantengan saldo a la conclusión de cada ejercicio. A través de este sistema se cargan las cuentas que conserven saldo acreedor, por el importe de su saldo, y se pagarían todas las que lo mantengan deudor. Lo contrario sería el asiento de apertura de la siguiente campaña.

El cierre de registros contables de una organización tiene varios objetivos, como son los siguientes:



  • No facilitar la posterior incorporación de transacciones que no afecten ni se expongan en las cuentas financieras.
  • Cerrar todas las cuentas de resultados de una manera definitiva.
  • Incorporar contablemente los resultados conseguidos al término del año, es decir, la utilidad o pérdida.
  • Cerrar de manera transitoria cuentas de balance (pasivo, activo y patrimonio).

Los asientos de cierre se identifican con una serie de características. Entre otras cosas se elaboran todos los años. Únicamente en la fecha de corte para la emisión de estados financieros.

En resumen, el asiento de cierre o cierre contable supone en primer lugar la regularización de las cuentas de gastos e ingrsos para conseguir el resultado del ejercicio, lo que permitirá conocer lo que se ha ganado o perdido en un plazo de tiempo. Luego debe regularizarse las cuenta del patrimonio neto y por último liquidar todas las cuentas con saldo para que el mismo resulte igual a cero.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No