Jose Banda

bienesMuchas personas cometen el error de valorar su patrimonio de acuerdo a lo que ellos creen que vale. Por ello, no es extraño escuchar a alguien diciendo que su vivienda podría valer cierta cantidad, o que sus inversiones van ganando un porcentaje admirable. Esto contribuye a crear un falso sentimiento de riqueza que se vuelve irrealizable, para muchos, en el corto plazo.

En el caso de una vivienda, uno siempre debe tener presente, sobre todo a raíz de la crisis económica, que ésta no vale nada si alguien no desea comprarla. De nada sirve tener una vivienda que se pueda poner a la venta a una cantidad enorme, si nadie estaría dispuesto a comprarla.




Si uno desea vender alguna propiedad inmobiliaria, sería recomendable asignarle el menor valor entre el coste de adquisición, o el último precio establecido por el mercado en una situación semejante. En el caso de inversiones financieras, lo recomendable será tomar el valor realizable solo si es líquido en ese momento.

Es importante tomar en cuenta los precios realizables de nuestros bienes y no los deseables. Solo así podremos adquirir una idea clara sobre el verdadero valor de nuestro patrimonio.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No