Juanma Caurin
Rentabilidad de los planes de pensiones

En el momento que las personas se empiezan a interesar por un plan de pensiones, una de las cosas que más interesan es la rentabilidad que nos va a ofrecer el producto financiero. Por ello, es necesario informarse correctamente de cuál es la rentabilidad que ofrece un plan de pensiones y de qué va a depender.

Por si no tienes claro, en qué consiste exactamente el concepto de rentabilidad, deberás saber que hace referencia al dinero que se ha producido con la inversión realizada. Es decir, que si has conseguido una rentabilidad del 4% para unos ahorros de 100.000€, obtendrás 4.000€ de rentabilidad.

Antes de saber la rentabilidad de los planes de pensiones, debemos saber de qué depende esta rentabilidad que nos ofrecen las entidades financieras. Para ello, es necesario saber cómo funciona un plan pensiones, ya que existen algunas variantes que condicionan que la rentabilidad sea más alta o más baja. La principal característica que debemos tener en cuenta es que a mayor rentabilidad que ofrezca un plan de pensiones, mayor será el riesgo que corra tu dinero.

¿Qué rentabilidad ofrecen los planes de pensiones?

Mucha gente piensa que los planes de pensiones siempre ofrecen rentabilidades positivas en el momento del rescate. Sin embargo, debemos saber que se puede perder dinero con un plan de pensiones si no eliges el adecuado. Esto se debe a que, para ofrecer una rentabilidad, las entidades financieras realizan inversiones con tus ahorros. Las inversiones no siempre salen bien y, por esta razón, en ocasiones los planes de pensiones ofrecen una mayor o menor rentabilidad.

Sin embargo, no todos los planes pueden llegar a perder. Existen diferentes tipos de planes de pensiones, por lo que cada uno de ellos, ofrecerá una rentabilidad, en función del riesgo que tomen las personas que lo gestionan. Cada producto es diferente, sin embargo, podemos realizar una estimación de la rentabilidad media que pueden ofrecer cada uno de las clases de planes de pensiones que existen, para que te hagas una idea de lo que pueden llegar a producir tus ahorros:



  • Renta fija a corto plazo: suelen invertirse en activos de renta fija como letras del tesoro y su rentabilidad está sobre el 1,65%.
  • Renta fija a largo plazo: para plazos más extendidos la rentabilidad está cercana al 1,75%.
  • Renta fija mixta: estos planes de pensiones son los más utilizados. La inversión se reparte entre un 70% en renta fija y un 30% en renta variable. Ofrecen una rentabilidad media para largos plazos de entre el 2% y el 4% dependiendo del producto escogido.
  • Renta variable mixta: estos planes invierten entre un 30% y un 75% en renta variable. La rentabilidad en largos plazos varía entre el 4% y el 6% del capital.
  • Renta variable: estos planes de pensiones poseen un mayor riesgo, aunque las rentabilidades medias a largos plazos en los últimos años se encuentran entre el 10% y el 15% de los ahorros.

Ahora ya sabes cuál es la rentabilidad de los planes de pensiones, es momento de que sepas que la rentabilidad no es lo más importante del plan. Evidentemente, a mayor rentabilidad, mayor dinero producirán nuestros ahorros. Sin embargo, debes ser consciente que las aportaciones realizadas y la constancia de las inversiones es clave para conseguir una mayor suma de dinero.

Para que lo entiendas, debes ser consciente que es más importante ahorrar 100€ mensuales a una rentabilidad del 3%, que realizar aportaciones de 50€ al 6%. El dinero acumulado en el momento del rescate del plan de pensiones, será considerablemente mayor en el primer caso. Además, está comprobado que realizar aportaciones de forma periódica es mejor que realizar las cantidades totales a final de año. Puedes llegar a mejorar la rentabilidad de tus ahorros en un 2%.

Consejos para elegir un plan de pensiones

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No