Amalia González
Fondos mutuos

Los fondos de inversión son una de las opciones más interesantes que hay en la actualidad para realizar inversiones. Ya estés buscando la mejor forma de invertir, o ya tengo decidido definitivamente que quieres invertir en un fondo mutuo, este artículo te interesa.

¿Qué saber antes de invertir en fondos mutuos?

Es importante que tengas en cuenta que los administradores o gestores de un fondo mutuo son profesionales expertos que se basan en distintos estudios económicos de mercado, empresas, sectores, etc, antes de decidir la combinación de activos financieros que adquirir. Esto incluye el análisis de tendencias de las principales variables para tener en cuenta, como en tipos de interés, tipos de cambio cuando se invierten en bolsas internacionales, precios…

Además, aunque siempre es bueno conocer el histórico de un fondo, debes tener claro que nunca el histórico predice lo que va a hacer el fondo en el futuro. Si puede darte una idea, no obstante, de la eficiencia con que la sociedad gestora lo ha administrado en el pasado. Pero, debes tener en cuenta que las circunstancias son cambiantes. Ten en cuenta para decidir lo que tú buscas.

Si ya te has decidido por invertir en un fondo mutuo, busca asesoramiento respecto de qué fondo mutuo o qué combinación de fondos mutuos, cubre mejor tus deseos y necesidades.

¿Qué hacer para invertir en fondos mutuos?

En primer lugar es necesario informarse a través de las sociedades administradoras o de los agentes comerciales de las mismas, o de sus webs, sobre los tipos de fondos y sus características.

En concreto, cuando nos interesa un fondo, debemos conocer:

  • Su clasificación
  • La remuneración de la sociedad administradora
  • Las comisiones que se cobran. Incluyendo las comisiones de inversión y de rescate


  • Los plazos de pago de los rescates
  • El perfil del inversor al que se dirige el fondo mutuo
  • Los riesgos inherentes a los activos financieros adquiridos por el fondo
  • Plan y política de inversiones

Una vez que se conocen todos los detalles relativos al fondo que nos interesa, debe solicitarse a la entidad administradora del fondo el reglamento interno y el folleto informativo.

Cuando se ha llegado a la conclusión de que se quiere invertir en un fondo mutuo, hay que decidir cuál es la cantidad que se quiere invertir. Por tanto, habrá de aportarse dicha cantidad a la sociedad administradora del fondo de que se trate. En general no existe una cantidad mínima para invertir. No obstante, esta circunstancia puede variar según los reglamentos de cada fondo mutuo. La cantidad invertida se traduce en cuotas de participación, cuyo valor se calcula de forma diaria.

Si todo es correcto, y queremos seguir adelante, antes de la firma del contrato, deberemos tener conocimiento de todas las condiciones del fondo mutuo. A continuación, deberemos formalizar con la entidad administradora un contrato de suscripción de cuotas del fondo mutuo y realizar la solicitud de inversión de la cantidad que queramos. Debe destacarse, que la información mínima respecto al reglamento interno, y los datos anteriormente mencionados, deben constar además en el propio contrato de suscripción de cuotas.

Asimismo se le facilitarán información de la evolución reciente del fondo, y de la composición de la cartera de inversión del fondo mutuo en el momento en que el inversor decide suscribir el contrato de suscripción de cuotas de participación. Una vez firmado el contrato se recibirá un confirmante de la operación, pasando el inversor a ser partícipe del fondo mutuo, y convirtiéndose la cantidad invertida en cuotas del fondo, que constituyen una parte del mismo.

Existe la posibilidad de que existan diversas series de cuotas de participación. Si bien todo lo relativo a las mismas, incluido valor y características, debe constar al reglamento interno, recibido anteriormente. Lógicamente la inversión podrá realizarse de diversas formas, como transferencia bancaria, cheque, traspaso u otras. Los fondos mutuos son un activo líquido precisamente porque las cuotas de participación pueden rescatarse en cualquier momento según el valor de liquidación del día en que se rescaten.

Es conveniente, una vez que se ha realizado la inversión, seguir la evolución del fondo, por si queremos cambiar. No obstante, teniendo en cuenta cual sea tu planteamiento de inversión, corto plazo, medio plazo o largo plazo, conviene que le des un poco de tiempo al fondo mutuo, antes de verificar que realmente te conviene salir o utilizar otra estrategia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No