Las tarjetas de crédito llevan asociadas una serie de comisiones que varían en función de las entidades y los servicios que llevan asociados, es decir, las comisiones son los cargos que hay que pagar por los servicios utilizados.  Estas son las comisiones más comunes que la banca suele cobrar a los clientes de las tarjetas de crédito:

Comisiones por emisión, mantenimiento y renovación

En muchos casos la emisión de la tarjeta de crédito es gratuita y lo que se paga a la entidad es una cuota semestral o anual por el mantenimiento. Estos importes de mantenimiento oscilan entre los 6 i 40 euros al año.

En algunos casos las entidades las entidades ofrecen tarjetas sin cuota anual pero para ello requieren un mínimo de ingresos al año o un gasto limitado.

Normalmente las entidades suelen renovar de manera gratuita las tarjetas de crédito como gesto de agradecimiento por la fidelidad y permanencia.

Comisión por disposición de efectivo

Para estos casos si se utilizan cajeros de la propia entidad las comisiones oscilan entre el 2,5 i el 3%, cuando se trata de la misma red pero de distinta entidad las comisiones se suelen situar en torno al 4%, mientras que si se recurre a los de una red diferente se puede llegar a pagar una comisión que ronda entre el 4,5 i el 5% del capital dispuesto.

Comisión por exceder el límite

En muchos casos la banca permiten superar el límite de la tarjeta pactado en el contrato entre la entidad y el cliente a cambio de una comisión adicional a la del capital dispuesto, en ese caso debe de consultar a la entidad si se trata de una cantidad fija o de un porcentaje sobre el importe que supera ese límite.



Comisión por reclamación

Se trata de la comisión que la entidad cobra al cliente cuando la tarjeta tiene saldo negativo, es decir, cuando se le debe dinero a la entidad o caja. Esta comisión debe esta estipulada en el contrato que se firmó en el momento de la emisión de la tarjeta.

Otras comisiones

A parte de las comisiones anteriormente mencionadas, que son las más comunes, existen otras que también deben de tenerse presente a la hora de solicitar y utilizar una tarjeta de crédito,  normalmente son las que van asociadas a otros servicios adicionales que la entidad ofrece, estas son las más comunes:

  • Comisión por cancelación anticipada de la tarjeta.
  • Comisión por duplicados de tarjeta.
  • Comisión de activación de pagos a través de otros dispositivos.

 Saber más sobre las tarjetas de crédito.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No