Los estudios macroecónomicos tratan de describir cómo está siendo la actividad económica de una país y cómo se prevé que va a evolucionar. Para ello se analizan ciertos indicadores que nos ayudan a conocer la situación de la economía, su estructura, su nivel de competitividad y hacia donde se dirige.

Tras el estudio se puede determinar que sectores tienen más potencial o qué empresas están mejor situadas, por tanto, el estudio de las variables también nos ayudará a decidir la compra o no de acciones de una empresa. Se pueden realizar dos tipos de análisis, el análisis Top-down, y el análisis Bottom-up.

Los indicadores o variables macroeconómicas más relevantes son: