Juanma Caurin
Wealthtech

La tecnología ha sido un punto fundamental para la mejora de las finanzas. Toda la gestión financiera y trámites que antes realizaban las personas que ofrecían servicios de asesoramiento financiero, han evolucionado en diferentes empresas y sistemas tecnológicos que nos permiten desarrollar estas cuestiones de la forma más sencilla. Es lo que se conocen con las Fintech (Financial Technology), todas aquellas tecnologías que se han desarrollado para revolucionar el sistema financiero tal y como lo conocíamos hasta ahora.

Una de las ramas de Fintech, son las Wealthtech, cuyo nombre proviene de la unión de "Wealth" (Riqueza) y "Tech" (Tecnología) . Su nombre ya describe el objetivo de estos sistemas, que se centran en la consecución de riqueza.

¿Qué son las wealthtech?

Las wealthtech son una serie tecnologías que están diseñadas para transformar la inversión y la gestión del patrimonio tal y como la conocemos hasta ahora. A través de servicios online, plataformas, redes sociales o aplicaciones móviles, ofrecer servicios financieros innovadores que suponen una alternativa a los servicios financieros tradicionales. Cabe destacar que las wealtech no son un programa concreto, sino todo el ecosistema de herramientas y plataformas tecnológicas que ofrecen asesoramiento y gestión de las inversiones.

A través de nuevas tecnologías como el Big data, la Inteligencia Artificial o plataformas sociales, las wealthtech han democratizado todo el sector de la banca privada, haciendo accesibles para todo el mundo, algunos servicios que hasta ahora solo podían acceder las grandes fortunas. Además, también permiten a personas que no son expertas en finanzas, realizar una gestión de su patrimonio que les genere beneficios.

¿Qué ejemplos de wealthtech podemos encontrar?

Entre las diferentes tecnologías wealthtech que existen actualmente, encontramos algunas realmente interesantes para la gestión de las inversiones personales.

Robo-advisor

Los robo advisor son gestores automatizados que se encargan de la gestión del patrimonio a través de algoritmos, por lo que no es necesaria la intervención humana para la realizar de las inversiones. Para ello, las personas establecen sus perfiles de riesgo antes de incluir sus aportaciones y después de eso las personas ya se pueden olvidar de todo porque el sistema será el que se ocupe de toda la gestión de forma automática.

Esto supone un ahorro es los costes de gestión y comisiones si lo comparas con los servicios de los fondos de gestión activa. Todo esto permite que cualquier persona pueda acceder a un asesoramiento que le permita obtener beneficios.


Social trading

El social trading son redes sociales dedicadas a la inversión. En ellas se pueden compartir conocimientos, experiencias y contar cuáles son tus estrategias de inversión, además de los resultados obtenidos. Es un punto de encuentro entre traders e inversores, en los que puedes acceder a información sobre bolsa aunque no tengas conocimientos sobre ello.

Aquí las personas ofrecen sus conocimientos para que otras personas puedan realizar sus inversiones. De esta forma, se pueden copiar las inversiones que realizan otras personas. Esto ofrece la posibilidad de invertir de la misma forma que lo hacen los mejores trading. Si quieres saber más puedes conocer las mejores plataformas de trading social que existen.

Micro inversión

Las plataformas de micro inversión son una gran opción para aquellas personas que disponen un patrimonio muy grande. Permiten a todas aquellas que personas que lo deseen conseguir una rentabilidad a partir de su dinero, sea la cantidad que sea.

Están orientadas al público millenial, ya que permiten realizar inversiones sin comisiones con cantidades muy bajas, con el objetivo de que vayan generando ahorro poco a poco para poder cubrir gastos que quieran realizar más adelante.

 

Estos son algunos ejemplos de las wealthtech actuales, tecnologías dedicadas a inversión y gestión de patrimonios, con el objetivo de hacerla más sencilla y accesible a todas las personas.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No