Trámites para adquirir una vivienda

Adquirir una vivienda supone para el comprador la realización de una serie de trámites. Algunos son obligatorios y otros resultan imprescindibles si se quieren evitar sorpresas desagradables. Si quieres saber cuáles son los requisitos para comprar una casa, te contamos aquí qué trámites son obligatorios al adquirir una vivienda. Así como, todos aquellos trámites que se recomienda realizar antes de comprar una casa.

Requisitos para comprar una casa

Al comprar una casa existen una serie de requisitos obligatorios que todo el mundo debe cumplir. Tanto si se trata de una vivienda nueva, como de una de segunda mano.

  • Notario. La elevación a público del contrato de compra venta es un requisito obligatorio en la compra de una casa. La intervención del notario se realiza con la participación del comprador y el vendedor. La escritura pública de compraventa reproducirá los acuerdos pactados en el contrato de compraventa. Así como, el precio de la vivienda que se haya consignado en el mismo previamente.
  • Liquidación de impuestos. Una vez formalizada la escritura se deben liquidar los correspondientes impuestos a nivel estatal y autonómico. Las viviendas nuevas quedan sujetas al pago de IVA e impuesto sobre actos jurídicos documentados AJD. Las viviendas de segunda mano sólo liquidan impuesto por AJD ante la agencia tributaría autonómica.
  • Registro de la propiedad. Tras la liquidación de impuestos se debe realizar la inscripción de la escritura de compra venta en el registro de la propiedad correspondiente. La elección de uno u otro registro dependerá de la ubicación de la vivienda.
  • Alteración catastral. Tras obtener la escritura inscrita en el registro de la propiedad el adquiriente debe realizar la alteración catastral. Esto supone el cambio de titularidad de la vivienda en el catastro. Con el fin de poder realizar los sucesivos pagos de contribución o IBI de la vivienda.  Esta alteración surte efectos liquidatorios desde siguiente día 1 de enero.
  • Contratación de suministros. Otro de los trámites necesarios tras la adquisición de una vivienda es la contratación o cambio de titular de los suministros. Como el agua, la luz o el gas. Para las viviendas nuevas se debe aportar el boletín de la instalación para poder realizar el contrato y enganche al  suministro. En las viviendas de segunda mano habitualmente basta con realizar un cambio de titular en el contrato previo.


Trámites recomendables al adquirir una vivienda

Además existen una serie de trámites que se recomienda realizar antes de adquirir la vivienda. Para que la compra venta se efectúe con las máximas garantías y seguridad para el comprador.

  • Contrato privado. Lo más recomendable es formalizar un precontrato o un contrato privado de compra venta hasta que se realizan las gestiones necesarias para acudir al notario. El contrato privado cuenta con plena validez legal. Se realiza con el fin de garantizar el cumplimiento de los acuerdos pactados hasta la que se formaliza la compra venta en la notaría.
  • Tasación de la vivienda. La tasación de la vivienda sirve para comprobar el estado general de la misma. Además sienta una base sobre el valor real de la casa. Lo que también puede evitar que se realice la compra de una vivienda a un precio muy por encima de su valor real o valor de tasación.
  • Comprobación de cargas. Aunque no es obligatorio es muy recomendable comprobar  con una nota simple el estado de cargas de la vivienda en el registro de la propiedad. Esto nos permite saber si existe alguna hipoteca o recae algún embargo sobre la vivienda. Aunque el propio notario informará durante la firma de la escritura si existiera alguna carga sobre la vivienda. Es mejor conocer este hecho de antemano y cuanto antes y no en el propio momento de la firma.

Ahora que ya conoces los trámites para adquirir tu casa te avisamos de que la mayoría de los trámites posee un coste adicional al precio que deberás pagar por tu vivienda. Conoce todos los gastos e impuestos que debes pagar por tu casa para que no te pille por sorpresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No