Diferencia entre crédito y préstamos

Los créditos y los préstamos son productos que las personas y empresas contratan con entidades financieras para conseguir la financiación que necesitan en una situación determinada. Sin embargo, aunque los dos conceptos constan en prestar dinero, no son exactamente lo mismo. Por ello, debemos conocer en qué se diferencian los créditos y los préstamos para saber cuál nos conviene más.

¿Qué es un crédito?

Los créditos, también llamados líneas de créditos son cantidades de dinero que una entidad financiera pone a disposición del cliente para que utilice cuando lo crea conveniente. Sin embargo, no está obligado a utilizarla, sino que puede ir cogiendo de la cuenta o tarjeta de crédito cuando lo necesite, y solamente pagará intereses por el dinero utilizado.

¿Qué es un préstamo?

Por otro lado, los préstamos son productos en los que la entidad financiera le da una cantidad de dinero al cliente, el cual deberá devolverla este dinero en las cuotas acordadas. En este caso el cliente recibe todo el dinero y, por lo tanto, paga los intereses por todo el dinero que le ha sido prestado.

¿Cuáles son las diferencias entre créditos y préstamos?

Como puedes ver, son productos parecidos que ayudan a solucionar problemas de financiación. Sin embargo, son muchas las diferencias que posee, entre las que encontramos:



  • Mientras que en el préstamos se recibe todo el dinero acordado, en el crédito solo se utiliza la cantidad deseada dentro de los límites acordados.
  • Los intereses suelen ser más altos en los créditos. Sin embargo, solo pagas los intereses de lo que utilizas. Si finalmente no haces uso de mucho dinero no deberás pagar tantos intereses.
  • Las líneas de crédito pueden renovarse hasta 3 veces. En el caso de los préstamos, es necesario que se amortice en el plazo acordado al inicio de la operación.
  • Los créditos son productos más utilizados por los autónomos y pymes para solucionar posibles necesidades de liquidez en situaciones puntuales. En cambio, los préstamos se solicitan más para realizar grandes inversiones por parte de personas o empresas. Por ejemplo, para comprar una coche, una casa (hipoteca) o realizar cualquier inversión es una sociedad.

Ahora que ya conoces la diferencia entre un préstamo y un crédito te recomendamos que sepas cuándo es más conveniente elegir un préstamos y cuándo una línea de crédito, según las necesidades de financiación que se posean en cada momento.

¿Préstamo o crédito?