David Mendez Ruiz

Si tu objetivo actualmente es ahorrar y necesitas dinero, quizá estés interesado en saber cómo realizar un plan de ahorro personal. Este método puede ser aplicado a tus finanzas personales para que puedas llegar a ciertos objetivos económicos en el mes, año o en el período que te hayas propuesto. Es de suma importancia que tengas claro cómo llevar a cabo tu acometido y para eso te proponemos un plan de ahorro personal. Pero primero, ¿sabes en qué consiste?

¿Qué es un plan de ahorro personal?

El plan de ahorro personal se trata de una serie de acciones o procedimientos que debes seguir para conseguir un objetivo económico que te hayas planteado en el pasado. Para llevar a cabo el plan, es necesario que hayas tenido tiempo de decidir qué es lo que quieres lograr y si es alcanzable para ti.

Es importante que sepas que el plan de ahorro personal puede ayudarte a que tus finanzas personales vayan por buen camino y para que seas hábil a la hora de gestionar resultados económicos para ti mismo o para tu hogar. Pero también debes conocer que seguir estos pasos no implica que vayas a obtener resultados automáticos o, ni mucho menos, instantáneos. Para ello, lo mejor que puedes hacer es plantearte la opción de invertir en algún producto financiero.

Por contrapartida, nos puede dar múltiples beneficios: futuro financiero saludable, encontrar una disciplina en el ámbito económico, alcanzas metas que te propongas, aumentas tu capacidad de generar patrimonio, etc.

¿Cómo hacer un correcto plan de ahorro personal?

Si quieres saber cómo hacer un plan de ahorro personal a tu medida, deberás seguir los siguientes pasos:

PASO 1: Saber cuál es tu status económico actual

Antes de comenzar, deberás hacer un balance de la situación económica que tienes. Es decir, observa cuáles son tus ingresos y mide si podría darse algún evento que condicione tu economía en el corto o medio plazo. Es importante que anotes esto, ya que podría hacer que tuvieses un plan de ahorro distinto.

PASO 2: Establecer tus objetivos

Una vez sepas tu estado, es necesario que te fijes los objetivos que quieres lograr o las metas que quieres alcanzar. Es el motivo por el que estás haciendo tu plan de ahorro personal. Debes ser claro y conciso pero a la vez determinante.

Si estás haciendo tu plan por llevar un mayor control económico, indícalo. Si quieres conseguir ahorrar 100 € en los próximos 2 meses, indícalo. Es importante que no te dejes nada sin marcarlo.


PASO 3: Conocer tus gastos

En este punto deberás conocer cuáles son los gastos que tienes en tu economía y anótalos. La luz, el gas, el internet, hipoteca, ocio, etc. Deberás anotar todo lo necesario que reduzca los ingresos que hayas indicado anteriormente.

Gracias al paso del tiempo te darás cuenta de la necesidad de reducir pequeños gastos que son innecesarios pero que, sin embargo, ocupan lugar.

PASO 4: Pensar en los gastos inesperados

A pesar de que los gastos hormiga pueden suponer un problema para la salud de tu economía, es necesario que pienses que hay otros gastos que no tienes por qué esperarlos.

Son los llamados gastos inesperados, aquellos que sabemos que pueden aparecer en cualquier momento y que tenemos que pensar en ellos a la hora de dejarle un espacio y reservar dinero de nuestros ahorros por si ocurren. Son, por ejemplo, una avería de coche, cambiar de lavadora, nueva vajilla u otros.

PASO 5: Estima tu gasto mensual

Anota en un papel o de forma digital cada uno de estos gastos que vas teniendo e intenta estimar de forma mensual aquellos que vas a tener.

Existen diferentes técnicas que permiten controlar el gasto que vas a tener y así ahorrarte disgustos a la hora de gestionar cuánto has gastado y en qué. Sé inteligente a la hora de elegir un método u otro.

PASO 6: Destina al ahorro

Por último, recuerda que debes destinar parte de tus ingresos al ahorro (incluso aunque no sea tu objetivo último). Esto puedes estimarlo en un 20%, en un 30% o en aquello que creas oportuno para lograr tus objetivos.

Sé claro y objetivo a la hora de hacerlo, pero sobre todo sé realista con lo que te marques. ¿De verdad podrás ahorrar un 20%?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No