David Mendez Ruiz
¿Cómo comenzar a ahorrar?

Empezar a ahorrar no es ningún capricho sino más bien una obligación. Ya sea la economía de un estado, de una empresa o una economía familiar, el ahorro es algo que está apegado a todas ellas. Gestionar de manera eficiente los recursos y saber mantener nuestras finanzas sanas nos permitirá vivir con mayor despreocupación económica y tranquilidad. Si aún no tienes claro los motivos por los que ahorrar, te los damos aquí y ahora.

¿Por qué deberías comenzar a ahorrar?

A continuación te damos una serie de buenas razones por las que deberías comenzar ahorrar ya mismo. ¡Toma nota!

Sustento básico

A veces ahorramos y no nos damos cuenta. El coste de oportunidad tiene mucho que ver en las decisiones que tomamos en el día a día, pues nos pueden ayudar a ahorrar o no. Que nos quedemos en casa un sábado noche en vez de salir a cenar puede ser un ejemplo muy básico.

No obstante, esto va más allá. Ahorrar no solo es cuestión de salir un sábado por la noche o no, sino más bien de tener dinero suficiente para cuando existan crisis económicas o momentos en los que necesitemos dicho dinero para nuestro propio sustento. El ahorro debe ser una parte fundamental de nuestra economía: nos permitirá gastarlo cuando más lo necesitemos y para lo que más lo necesitemos.

Los imprevistos existen

Sí, el ahorro también sirve para los imprevistos. Se te estropea el coche, tienes que llamar al cerrajero, tienes que comprar algo urgente del super o infinidad de cosas que puedan surgir. Ante estos casos, lo mejor es tener un colchón ahorrado. Es la mejor forma para salvarte y salir de ellos.

Si embargo, los imprevistos pueden venir de cosas que ni imaginamos: si piensas que tu nuevo teléfono móvil no se puede romper por estar recién comprado, déjanos decirte que estás equivocándote. Los ciclos de vida de muchos productos pueden verse disparados, dependiendo de su calidad, la marca, componentes y otros factores.

Conseguir lo que te propones

Siempre has soñado con hacer algo, dedicar parte de tus ingresos en un proyecto e invertirlo para conseguir tus metas y objetivos (personales o profesionales). Quien algo quiere, algo le cuesta. Tus esfuerzos se verán recompensados si tienes una buena actitud ahorradora.


Y, aunque es verdad que no hay mejor forma de hacerlo, tampoco es la única. Hay otras formas de conseguir lo que te propones como veremos a continuación.

Para invertir y ganar

Es verdad que está últimamente de moda invertir, pero es que es una de las formas en las que podemos gastar nuestro ahorro y en las que obtendremos las rentabilidades deseadas.

Hay muchas guías donde podemos encontrar información para poder invertir de una forma segura y que ganes más ahorro para invertir en otros proyectos.

Tus deudas no se pagan solas

Lo sentimos, pero el ahorro no solo va a servir para cosas buenas como lo son tus proyectos, tu plan de futuro o tu jubilación, sino también para pagar tus deudas actuales. Hay muchas personas que ni se dan cuenta que las tiene o no les da la importancia que deben. Aquí es donde entra a jugar el ahorro, ya que nos puede ayudar cuando más lo necesitemos.

Piensa en todo lo que debes pagar: letras del coche, hipoteca, tarifa de la línea, Internet, agua, electricidad y otro sin fin. No dejes pasar nada y ahorra lo que necesites para cubrirlo todo.

Tu futuro

Piensa también en los ahorros que necesitarás para tu jubilación. Los planes de pensiones, planes de jubilación o fondos de ahorro a largo plazo son los más habituales y en los que se fija más la gente.

Pero no solo eso. Tu futuro no tiene por qué ser solo la jubilación: también puedes ahorrar para una próxima hipoteca, para comprar un coche, o para pagarte un idioma. ¡No pierdas la oportunidad de ahorrar para tus propios proyectos de futuro!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No