Definición de Stop Loss

La definición de stop loss o stop de pérdidas es la orden de venta en bolsa que se ejecutará cuando se cumpla una condición. Este tipo de orden se emplea por lo general para establecer un tope máximo de pérdidas y cuando haya una caída de la cotización hasta el valor predeterminado las acciones se vendan de forma automática.

El stop loss es una herramienta esencial para operar acciones, ya que permite controlar el riesgo que se asume al hacer una operación, y por lo tanto, limitar las pérdidas que un inversor está dispuesto a soportar.

Por lo tanto, el concepto de stop loss fija un límite de dinero que podemos soportar cuando se adquieren unos valores en bolsa. Lo aconsejable es establecer el stop loss una vez realizada la compra de acciones. Resulta muy útil para pequeños inversores que no disponen de tiempo para estar al corriente de las cotizaciones bursátiles.

También se utiliza en las finanzas con criptomonedas, para no perder dinero con las fuertes bajadas que se producen en muchas ocasiones. Por ejemplo, si tienes Bitcoins, puedes marcar un precio a partir del cual se vendan automáticamente, con el objetivo de perder el mínimo dinero en casa de que se produzca una fuerte caída.


También se puede usar para no perder posibles subidas y evitar la venta de acciones antes de tiempo, lo que acarrearía una perdida de beneficios.

¿Cómo saber dónde poner un stop loss?

El inversor marca un precio que equivaldría al máximo que está dispuesto a perder. En el caso de que las acciones alcanzasen esa cifra se venderían automáticamente.

En el supuesto de que un inversor adquiera acciones de una sociedad a 10 euros la acción y el límite máximo que está dispuesto a perder es del 20%, en ese caso establecería una orden condicionada a un precio de 8 euros la acción. Cuando las acciones llegasen a 8 euros se venderían de manera automática y cuando no alcanzase esta cifra el inversor operará con normalidad.

Esta herramienta permite que el inversor no tenga que estar pendiente de las cotizaciones en todo momento y limita el riesgo de inversión en bolsa. La fijación de un stop loss lo ofrecen la mayor parte de los brokers de forma gratuita.