Definición de Remuneración

La remuneración es el pago o la retribución que se ofrece a una persona por la prestación de un servicio en un tiempo determinado y en un lugar en específico. Este concepto salarial también se conoce como salario, paga o sueldo, que viene a ser el pago o la nómina que se le ofrece a un trabajador por parte de su empleador para ocupar una vacante en su empresa. Sin embargo, también es posible hablar del concepto de remuneración en el ámbito de los productos bancarios (como puede ser la remuneración de un depósito o de una cuenta corriente), o en acuerdos mercantiles (trabajadores freelance).

Tipos de remuneración

En cuanto a los acuerdos salariales, hablamos de remuneración cuando nos referimos al beneficio o recompensa que pueda percibir un empleado por parte de la entidad que emite el pago. Veamos, a continuación, los diferentes tipos de remuneración que existen:

  • Rendimiento salarial: se trata de un tipo de remuneración formada por el salario y sus diferentes componentes, incluidos los cheques y las dietas.
  • Remuneración en especie: son todas aquellas retribuciones sociales que un empleado recibe por parte de la empresa y por las que no debe abonar él directamente, como pueden ser los seguros de salud, el pago de la vivienda, el fondo de pensiones, el cheque restaurante, etc.
  • Remuneración extraordinaria: es aquella recompensa que obtiene una persona que ha destacado en algún aspecto dentro de una empresa u organización. Es el caso, por ejemplo, de los bonos, los premios o los regalos que otorga un jefe a sus trabajadores más brillantes.
  • Otras formas de remunerar: el empleador puede ofrecer y ampliar los días de vacaciones o los días libre de sus trabajadores, o bien, ofrecer guardería corporativa para beneficio de sus descendientes.


¿Cómo se clasifican las remuneraciones?

Dependiendo de su formato y razón de ser, las remuneraciones se clasifican atendiendo a las siguientes tipologías:

  • Ordinarias, extraordinarias y especiales: las remuneraciones ordinarias son el resultado de la retribución de los servicios prestados, mientras que las extraordinarias son aquellas que se ofrecen de forma esporádica (sobresueldos u horas extra). Por su parte, las remuneraciones especiales son aquellas que se otorgan en el caso de cumplirse con unas condiciones específicas, como bonos, premios, regalos, etc.
  • Fijas y variables: por un lado, se entiende como remuneración fija aquellas recibida por el empleado en un periodo de tiempo determinado, siendo fija en la medida que su salario no varíe en sus períodos de pago; por otro lado, la remuneración variable es aquella que contempla la posibilidad de que el resultado mensual no sea el mismo entre un mes y otro.
  • Principales y accesorias: una remuneración es principal cuando responde a la contraprestación pactada en el contrato de trabajo, mientras que una remuneración es accesoria cuando se calcula sobre la remuneración principal, como es el caso del pago de las horas extra realizadas por el trabajador.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No