Definición de Aprovisionamiento

El concepto de aprovisionamiento consiste en la función logística a través de la cual una compañía se provee de todo el material preciso para su adecuado funcionamiento. La definición de aprovisionamiento también guarda similitud con términos como suministro o provisión.

Función del aprovisionamiento

La función de aprovisionamiento tiene lugar a partir de la necesidad de un servicio u objeto que debe ser buscado fuera de la empresa.

  • Facilitar un flujo constante de suministros, materiales y servicios necesarios para garantizar el correcto funcionamiento de la entidad.
  • Conservar unas normas de calidad adecuadas.
  • Mantener las inversiones en existencias y disminuir las pérdidas de estos a un nivel lo más bajo posible.
  • Adquirir los bienes y servicios precisos al precio más bajo.
  • Obtener los objetivos del aprovisionamiento intentando que los costes administrativos resulten lo más bajos posibles.

Pasos del aprovisionamiento




El aprovisionamiento se compone de una serie de pasos, como son los siguientes:

  1. Cálculo de necesidades: aspecto propio del planteamiento logístico. Las necesidades de abastecimiento implican todo aquello que se necesita para el funcionamiento de la compañía, en cantidades concretas para un periodo de tiempo determinado o para completar un proyecto.
  2. Compra: consiste en aclarar las adquisiciones de materiales en las cantidades adecuadas y con el precio más oportuno. Para ello hay que disponer de un presupuesto. Con esta actividad se persigue conservar la continuidad del abastecimiento, pagar unos precios razonables, buscar fuentes de suministros, etc.
  3. Obtención: este proceso comienza con el pedido y tiene el propósito de ayudar a continuar con la actividad del negocio, evitando paralizaciones y retrasos.
  4. Almacenamiento: exige la ubicación y custodia en almacén de los distintos artículos. Cumple con la función de guardar los artículos desde que se reciben hasta que se entregan.
  5. Distribución: se ocupa de atender las necesidades de los usuarios, encargándose de la entrega de la mercancía solicitada.
  6. Gestión de stocks: debe garantizarse una cantidad adecuada en abastecimiento, teniendo en cuenta también el stock de seguridad, pero sin rebasar la capacidad de la instalación.

Para llevar correctamente la gestión de las provisiones necesarias, es necesario realizar un plan de aprovisionamiento donde se defina la estrategia a seguir para conseguir todo lo necesario en el proceso productivo.

Plan de aprovisionamiento