Desde hace unos años, nuestra sociedad empieza a preocuparse seriamente por el futuro de nuestro planeta. Algunos factores como el consumo frenético, el cambio climático o las desigualdades que existen entre las diferentes personas que hay en el mundo, provocan que se estudien diferentes formas o sistemas que permitan asegurar la prosperidad de la sociedad y el entorno en el que vivimos. Es ahí donde aparece el concepto de desarrollo sostenible, una nueva forma de entender el mundo que busca reducir al máximo el impacto negativo de la economía en la sociedad.

Desarrollo sostenible

Imagen: Jacob_09 || Shutterstock

¿En qué consiste el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible es un nuevo modelo socieconómico que tiene como objetivo poder cumplir las expectativas y necesidades actuales de la sociedad, pero preocupándose por el futuro del planeta para garantizar que las nuevas generaciones también puedan disfrutar de él. Para ella, trabaja por un sistema que se preocupe de forma equitativa por los avances de la sociedad, la justicia social y la preocupación del medio ambiente.

De esta forma, el desarrollo sustentable se presenta como una alternativa al desarrollo actual en el que existen un exceso de producción que está derrochando todos los recursos del planeta, con el objetivo de evitar la imposibilidad de vivir en él para las sociedades futuras. Para ello, este nuevo modelo se sustenta en tres pilares fundamentales que buscan la evolución hacia un planeta más sano:

  • Sostenibilidad ambiental: debemos saber que ya estamos utilizando más recursos de los que genera el planeta. Si tenemos en cuenta que no los recursos de este planeta no son infinitos, nos damos cuenta rápidamente que no es viable esta situación. Por ello, el desarrollo sostenible se preocupa por reducir el consumo excesivo de recursos y por la conservación del entorno en el que vivimos.
  • Sostenibilidad social: esta alternativa trabaja por el desarrollo de las diferentes de las diferentes culturas que viven en el planeta, fomentando el respeto entre ellas y garantizando la diversidad. También fomenta una mejora de la calidad de vida de los más desfavorecidos, centrándose en puntos clave de la sociedad como la sanidad, la educación o la igualdad de género.


  • Sostenibilidad económica: en este aspecto el desarrollo sostenible trabaja por un mundo más justo y equitativo que fomente la igualdad económica entre todas las personas. Se busca potenciar un crecimiento de la economía que genere una riqueza que pueda ser disfrutada por todos, y que no se acumulen todos los recursos económicos en una pequeña parte que corresponda a las clases más altas del planeta.

Si quieres conocer más información acerca de este nuevo modelo económico que busca preservar la prosperidad de nuestro planeta y las personas que lo integran, puedes resolver tus dudas a través de estos artículos que tratan sobre la materia y en los que descubrirás nuevas posibilidades e ideas aplicables a este mundo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No