Juanma Caurin

Una gran parte de la sociedad en la que vivimos empieza a preocuparse por la forma en la que se desarrolla nuestra economía. El consumo excesivo de recursos, las desigualdades económicas y las diferencias sociales que existen en nuestro planeta, provocadas por un sistema económico al cual se le empiezan a ver las consecuencias negativas de sus malas praxis.

Por ello, son muchas las personas y empresas que trabajan por un nuevo modelo económico basado en el buen hacer y una fuerte preocupación social y del medio ambiente. Esto es lo que se conoce como economía sostenible, y ya posee un gran volumen de negocio dentro de la economía de algunos territorios.

Qué es economía sostenible

xieyuliang || Shutterstock

¿Qué es la economía sostenible?

La economía sostenible es el conjunto de actividades económicas que se realizan con el objetivo de fomentar una economía que se preocupe por la conservación de la especie humana y los recursos de nuestro planeta. Por ello, se basa en el desarrollo de un sistema económico-financiero basado en energías verdes, el consumo responsable y el trabajo por acabar con las desigualdades sociales.

Este modelo económico busca su crecimiento a través del desarrollo sostenible, por lo que todas sus actividades se rigen a través de principios de sostenibilidad social, económico y ambiental.  De ahí a que la economía sostenible abogue por la actividades que promuevan las energías renovables, la agricultura ecológicas, políticas que generen empleo de calidad y políticas sociales que se encargan de ayudar a los más desfavorecidas, fomentando la igual entre todo los integrantes de un territorio.

Características de la economía sostenible

Este sistema económico posee unos rasgos fundamentales que lo diferencian del modelo actual predominante:



  • Protección del medio ambiente: es uno de los principios de este modelo económico. Se preocupa por mantener la biodiversidad del planeta y reducir al máximo el impacto de la contaminación y el cambio climático.
  • Uso de energías renovables: se promueven las energías alternativas que no producen contaminación y minimizan el impacto en el entorno.
  • Aprovechamiento de los recursos: el uso adecuado de los recursos es fundamental para conseguir que perduren más tiempo. Por ello, es conveniente utilizar aquellas que puedan ser regenerados de forma natural. Además, trabaja por reducir el sobreconsumo de recursos naturales actual, en el que se consumen más recursos de los que dispone el planeta.
  • Fomento del reciclaje: se centra en un modelo de economía circular en el que los desechos producidos se reciclan para conseguir nuevos recursos que permitan producir nuevos productos. Reduciendo así los recursos adquiridos.
  • Mejorar el nivel de vida social: promueve la igualdad entre las personas de cada territorio. Para ello, se preocupa por el desarrollo de los más desfavorecidos a través de la innovación y la educación.

Si quieres conocer más información sobre la economía sostenible puedes ampliar tus conocimientos a través de estos enlaces que te ayudarán a conocer más sobre este tema:

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No